Despliega el menú
Baloncesto

El Magia Huesca se ahoga en otra prórroga

Los oscenses han caído este viernes ante Ourense (81-92) después de un partido muy igualado.

Un momento del choque entre el Magia Huesca y el Ourense.
Un momento del choque entre el Magia Huesca y el Ourense.
Veronica Lacasa

Los finales de partido están siendo crueles con el Magia Huesca. Por segunda vez esta temporada, los oscenses han caído en una prórroga. Su verdugo este viernes ha sido el Ourense, que en los últimos 5 minutos de tiempo añadido ha anotado 20 puntos para llevarse la victoria del Palacio de los Deportes (81-92).

Los dos equipos empezaron desacertados en ataque. El Ourense fue el primero en golpear, pero Simovic enseguida contrarrestó la diferencia con dos canastas seguidas. Fontet se hacía fuerte en la pintura local y cazaba también rebotes en la visitante y aunque los gallegos seguían por delante, eta vez los peñistas no encadenaron los errores que tan caro les habían costado en algunos inicios de partido y poco a poco fueron tomando el control llegándose a poner por delante (12-11).

Flis sostenía al Ourense en ataque, aunque sus acciones eran cada vez más forzadas por la buena presión defensiva de los de Sergio Jiménez. El encuentro entró en una fase de igualdad en la que ambos conjuntos se alternaron en el marcador. A poco más de un minuto para el final debutó Pablo Pérez, base cedido por el Valencia Básket, que regaló una primera asistencia a Portález para llevar a los oscenses a su máxima renta a favor (16-13). Sin embargo, un triple de Mitrovic dejó igualado el marcador del primer período.

Pablo Pérez parecía empeñado en dejar un buen sabor en su estreno y nada más arrancar el segundo cuarto anotó su primer triple con la camiseta del Magia levantando los aplausos de la afición. El partido seguía igualado con dos equipos que aprovechaban que los árbitros no habían puesto el listó demasiado alto con las faltas para imprimir una marcha más en defensa. Dos buenas acciones de Lafuente dispararon al Magia seis arriba (28-22). Sin embargo, las pérdidas y errores locales volvieron a dar vida a los orensanos, que incluso volvieron a ponerse por delante (30-32) gracias al trabajo en el poste bajo de Fran Guerra, que lideró un parcial de 0-8. Pero allí llegó el altibajo de los visitantes y Motos aprovechó para igualar el encuentro antes del descanso (34-34).

El partido se reanudó con la misma tónica que en los dos primeros cuartos. Magia y Ourense alternaban canastas, aunque las imprecisiones de ambos mantenían el marcador en tanteos bajos y con pequeñas diferencias a favor de uno y otro hasta el final del cuarto, que reflejaba una mínima ventaja (48-52)  a favor de los visitantes, que habían perdido poco antes por lesión a Flis, uno de sus mejores hombres en una acción fortuita.

Ya al final de tercer cuarto había empezado a brillar Portález, que en el inicio del último también empezó tirando del carro. El Magia desaprovechó dos buenos robos para igualar el marcador y los nervios oscenses afloraron en una técnica por protestar a Motos que facilitó que el Ourense se marchara de cinco (50-55). Los oscenses seguían dejando pasar ataques para acercarse en el marcador empeorando sus porcentajes de tiro exterior, pero tampoco bajaron los brazos y durante algunos minutos tiraron de intensidad defensiva para evitar que la distancia con los gallegos fuera insalvable. Sin embargo, el tiro exterior penalizó un partido más a los peñistas, que a dos minutos del final se vieron ocho puntos abajo (60-68).

Hacía falta casi un milagro y en 35 segundos, los de Sergio Jiménez lo hicieron posible con una canasta de Fontet y un triple de Lafuente, que no rehuyó la responsabilidad pese a haber fallado uno segundos antes. El técnico gallego pidió un tiempo muerto para intentar cortar la racha local pero el Ourense se volvió a atascar en ataque y Lafuente se echó el equipo a la espalda para dejar la diferencia en un solo punto a falta de 40 segundos. El expeñista Christian Díaz, que tan buenos recuerdos dejó la temporada pasada, asumió el mando visitante y puso a los suyos de nuevo por delante. El fallo de Gunjina desde el triple lo enmendó Fontet con un poderoso rebote y dos tiros libres cuando más lo necesitaba su equipo. 69-70, solo 17 segundos por jugarse y posesión gallega. Gintvainis forzó la falta a Mitrovic, que devolvió los 3 puntos de distancia (69-72). El Magia tenía 13 segundos y 8 décimas para intentar forzar la prórroga y lo consiguió con un triple de Gintvainis a un segundo del final.

Lafuente puso por delante a los oscenses en el inicio de los 5 minutos de añadido, pero Ourense contrarrestó con un parcial de 0-6 que obligó al Magia a remar a contracorriente por enésima vez. Dos triples consecutivos de los gallegos ahogaron todas las esperanzas locales, que siguen sin encontrar la suerte necesaria en los momentos decisivos. Los 20 puntos anotados por Ourense en la prórroga fueron demasiado castigo para el esfuerzo del Magia, lastrado por las bajas.

Ficha del partido

Magia Huesca: Gintvainis (15), Lafuente (17), Motos (8), Simovic (6) y Fontet (12) -quinteto inicial- y Sanz, Gunjina (4), Portález (11), Pérez (8) y Malo

Ourense Provincial Termal: Christian (10), Kapelan (1), Jukic (18), Flis (12) y Guerra (19) -quinteto inicial- y Hitler, Wright, Fernández (12), Rodríguez (5) y Mitrovic (15).

Parciales: 16-16, 18-18 (34-34 al descanso), 14-18, 24-20 (72-72 final de cuarto período) 

Árbitros: Carlos Javier García León y Alberto Sánchez Sixto. Gintvainis, por el Magia, y Wright, por el Ourense, fueron eliminados por cinco faltas.

Incidencias: partido de la undécima jornada de la Liga LEB Oro disputado en el Palacio de los Deportes de Huesca ante unos 1.000 espectadores.

Etiquetas
Comentarios