Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

El Peñas quiere dejar atrás los fantasmas de jugar fuera de casa ante el Valladolid

Dies meses sin ganar fuera y algunas lesiones le han llevado a los últimos puestos de la tabla.

Peñas Huesca
El Peñas quiere dejar atrás los fantasmas de jugar fuera de casa ante el Valladolid
H.A.

El Peñas Huesca quiere intentar aprobar su asignatura pendiente que es ganar fuera de casa, ya que lleva diez meses sin conocer la victoria lejos de su pabellón, y espera poder lograrlo mañana en la visita que rendirá al Valladolid, a pesar de los problemas físicos de algunos jugadores.

Este encuentro se aplazó cuando correspondía, a principios de enero, por estar ocupado el polideportivo Pisuerga.

Si fuera de casa no funciona, en el Palacio de los Deportes de Huesca tampoco está bien el equipo ya que lo que antes era un fortín ahora es vulnerable y eso ha llevado al conjunto que dirige Quim Costa a las últimas posiciones.

Para jugar en Valladolid el equipo peñista ya podrá contar con algún jugador que tenía lesionado, como el escolta Darío Brizuela que volverá a jugar tras un mes de ausencia, aunque le faltará el ritmo de competición como el mismo jugador ha reconocido.

Para este encuentro el Peñas no podrá contar, por contra, con sus dos últimos fichajes, el base británico Van Oostrum y el pivote griego Kamperidis, que en la fecha en que se debió jugar el encuentro no estaban fichados aunque el aplazamiento del partido no fue por culpa del Peñas.

Quim Costa, entrenador de los peñistas, ha comentado en la previa del partido que ha sido una semana "de cambios y convulsa" y que no sabía con qué jugadores podía contar porque hay algunos que no están bien siendo duda el pivote Trhouman que tiene un esguince de tobillo.

Etiquetas