Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

CAI Zaragoza 81-Bilbao Basket 74

El CAI muestra carácter de equipo grande

El conjunto aragonés se levantó ante el Bilbao Basket logrando una importante victoria por 81-74 que acerca la participación en la Copa.

El CAI Zaragoza exige confianza, creencia en el equipo y el proyecto. Si hubo alguna duda tras encajar dos derrotas fuera de casa, los aragoneses se encargaron de despejarlas volviendo a la senda del triunfo por la puerta grande. Con una trascendental victoria frente al poderoso Uxue Bilbao Basket por 81-74. Liderados por un colosal Damjan Rudez, autor de 24 puntos y cinco rebotes, los rojillos reservaron prácticamente un pasaje para la próxima Copa del Rey. Competición que, a tenor de lo exhibido sobre el parqué durante la presente temporada, no le queda extraña.

Había mucho en juego en la tarima zaragozana y así lo evidenciaron los dos equipos desde el salto inicial. Norel y Hamilton, el mejor de los visitantes con 23 tantos, arrancaron protagonizando un clinic de cómo se juega al poste bajo. El 'show' principal de un intercambio de canastas en el que ninguno de los dos contrincantes se quedó descolgado. Así, tanto el norteamericano como el holandés anotaron ocho puntos cada uno en el primer cuarto, dando muestras del alto nivel que habría que exigía el encuentro.

Afortunadamente para los rojillos, el banquillo mantuvo la tensión en pista, no dejándose arrasar por la teórica mayor profundidad de opciones que poseen los bilbaínos. Evidentemente, si alguien destacó de entre todos los que comenzaron el choque sentados ese es Damjan Rudez. El croata destapó el tarro de las esencias en el segundo cuarto, convirtiéndose en la principal pesadilla para el conjunto de Katsikaris. Junto a él, cabe destacar la presencia de Joseph Jones, imponente bajo los tableros. El poste norteamericano finalizó con 11 puntos y cinco rebotes, cuatro de ellos ofensivos, en su plantilla. Juego cargado de intensidad que mantuvo a los aragoneses en el partido.

Defensa protagonista

Agotada la vía del ataque, los vizcaínos intentaron frenar al CAI a través de la defensa. A la vuelta de vestuarios, el Uxue Bilbao Basket apretó fuerte en su campo, impregnando el choque del sudor existente en cada contacto. En cada posesión. Los locales, segunda mejor defensa del campeonato al comenzar la jornada, aceptaron el envite y, en un ritmo más lento, se mostraron cómodos también. El parcial del tercer cuarto (13-13) habla de la dinámica impuesta en éste. Actitud que los aragoneses ya no relajarían hasta el bocinazo final.

Porque el CAI quiere ser un grande, y juega como tal. En una estampa similar a la vivida frente a Caja Laboral o Unicaja, el Príncipe Felipe adoptó una atmósfera de partido gigante y, con él, el equipo creció hasta límites insospechados. No se daba una pelota por perdida, no existía la inseguridad. Llompart, un jugador nacido para cerrar partidos, se sumó a la fiesta y, junto al siempre presente Rudez, aceptó la responsabilidad de jugarse las bolas calientes. La presión jugaba a favor local cerrando un año 2012 para recordar.

Ficha técnica

CAI Zaragoza: Van Rossom (7), Roll (7), Stefansson (-), Jones (11) y Norel (16) -cinco inicial- Rudez (24), Llompart (12), Marín (-), Fontet (4) y Toppert (-)

Uxue Bilbao Basket: Zisis (8), Vasileiadis (12), Mumbrú (2), Hervelle (4) y Hamilton (23) -cinco inicial- Rakovic (7), Moerman (5), Raúl López (9) y Grimau (4)

Parciales: 23-22, 21-20, 13-13 y 24-19

Árbitros: Hierrezuelo, Cortés y Soto.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoquinta jornada de la Liga Endesa disputado en el pabellón municipal Príncipe Felipe ante 7.900 espectadores. 

Etiquetas