Despliega el menú
Baloncesto

CAI Zaragoza

Recuperada la confianza

La holgada victoria conseguida ante Obradoiro parece haber curado las heridas anímicas que sufría el CAI Zaragoza tras cosechar tres derrotas consecutivas.

Imagen del CAI Zaragoza - Obradoiro
El CAI Zaragoza se reencuentra con la victoria
EFE

Confianza. Ese ha sido el término clave en el CAI Zaragoza a lo largo de toda la semana. El pilar maestro sobre el que ha girado la retórica rojilla durante la preparación del complicado viaje a la cancha del Estudiantes que espera este domingo. Después de haber vencido plácidamente a Obradoiro el pasado fin de semana, los rojillos aseguran estar curados anímicamente de los males exhibidos escasas fechas atrás. Fuertes para afrontar el reto de vencer en un pabellón en el que cuentan todas sus visitas por derrotas.

Solo es un triunfo, pero en el mundo del deporte no existe mayor analgésico que imponerse a un rival de manera holgada. Por ello, las declaraciones públicas realizadas por los jugadores permiten destilar un cierto tono optimista de cara a la consecución de próximos objetivos. "Creo que podemos ganar este partido. Tenemos un buen equipo y el último día demostramos que podemos jugar muy bien como equipo", aseguró Henk Norel el pasado martes.

El pívot holandés, que terminó como el más valorado del CAI ante los compostelanos, se ha destapado como un hombre clave para los intereses colectivos. No en vano, hasta la fecha, siempre que ha superado los dobles dígitos en anotación el encuentro finaliza con triunfo para los aragoneses.

Adrián García, que vuelve a la que fue su casa, también quiso incidir en la importancia de las sensaciones propias. El alero, que casi no ha podido participar en el juego de momento, opinó que "la cosa va a pasar por por cómo estemos nosotros". Valoración que entronca con la mala actuación general desarrollada por los zaragozanos ante Barcelona o Gran Canaria.

Por último, Chad Toppert espera poder extender esa creencia en las posibilidades del grupo más allá de los límites del Príncipe Felipe. Ya casi de manera tradicional, la carretera se ha convertido en la gran asignatura pendiente del grupo liderado por José Luis Abós. Una 'morriña' que esperan poder desterrar de una vez por todas esta temporada. "Necesitamos un cambio en la actitud fuera de casa. Cuando juegas en la cancha de otro equipo la confianza es importante, así que tenemos que trabajarla y salir con confianza desde el principio para alcanzar la victoria", explicó el norteamericano el miércoles. Palabras que, además, pueden ser aplicadas a su situación personal, ya que el de Albuquerque presenta su peor hoja de tiro desde que viste el uniforme rojillo.

Etiquetas