Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

CAI Zaragoza

El CAI intenta tomar Illumbe en un duelo por el Playoff

El conjunto zaragozano visita al Lagun Aro en un choque marcado por el cruce de declaraciones producido entre los entrenadores aragoneses de ambos conjuntos.

Van Rossom intenta la canasta ante Baron.
Parido del CAI contra el Lagun Aro_5
EFE/JAVIER CEBOLLADA

Ánimos de revancha en un partido calentado durante la previa. El CAI Zaragoza visita al Lagun Aro con la memoria del encuentro perdido en la primera vuelta, un choque raro que se le escapó a los aragoneses en los minutos finales, y las ganas de poner tierra de por medio respecto al equipo que le precede en la clasificación. Se espera, por lo tanto, máxima igualdad sobre el parqué y ciertas dosis de tensión.

El encuentro llega tras el cruce de declaraciones protagonizado por José Luis Abós y Sito Alonso. Los dos técnicos aragoneses quisieron rehuir el papel de favoritos para la cita y se pasaron la bola de uno a otro por medio de la prensa. El conflicto comenzó después de que el técnico del GBC dijera que el Playoff no estaba entre sus objetivos del curso. Algo que el preparador rojillo rebatió aludiendo al presupuesto del conjunto vasco, ligeramente superior al de los zaragozanos, y que además cuentan con once jugadores disponibles. A esto, Alonso respondió que “somos un equipo que hace tres meses iba último y que podía contar con ocho jugadores o nueve. Ahora contamos con once porque creo que tanto el entrenador como el club hacen apuestas que otros no harían”.

Sin embargo, el principal punto de fricción parece encontrarse en el resumen que Abós realizó de la ida. En él, el rojillo recordó la gran racha de acierto de Baron, que terminó sepultando a los locales. El entrenador de Lagun Aro entendió esto como una crítica a su estilo de juego, del cual dijo que si el escolta anota “no es una inspiración, es un momento de preparación, un trabajo”. Curiosamente, Abós esgrimió algo parecido cuando, tras imponerse al Estudiantes habiendo efectuado 30 lanzamientos triples y 31 de dos puntos, fue cuestionado sobre si su equipo abusaba, en ocasiones, del tiro exterior.

La bestia Panko

El Lagun Aro es un conjunto tremendamente en forma. Tras su mal inicio de temporada, que rompió en el Príncipe Felipe, consiguieron encadenar una racha de victorias que les permitió disputar la Copa del Rey por primera vez en su historia. En el torneo de Barcelona, los de San Sebastián realizaron un magnífico papel a pesar de caer en la primera ronda frente al Caja Laboral. Capítulos de mérito que quieren prolongar con una participación en la postemporada.

Sin duda, los donostiarras se agarran para ello al bestial nivel mostrado por Andy Panko. El norteamericano es el máximo anotador de la Liga Endesa, con una media de 19,3 tantos por encuentro. Además, el ala-pívot posee en los aragoneses una de sus víctimas parecidas. Por ello, frenarlo se presenta como algo crucial si se quiere sumar un triunfo. Tal labor recaerá, especialmente, en Pablo Aguilar. El granadino, que ha presentado una evolución en su área de juego durante las últimas fechas, deberá hacer valer su privilegiado físico para defender tanto por dentro como por fuera.

Claro que el éxito vasco no se cimenta en tan solo un hombre. La precisión exterior de Baron, el buenhacer de Vidal, la dirección de Salgado, el descaro de Raulzinho o la conocida y sufrida contundencia de Doblas son algunas de las armas que propulsan los resultados donostiarras.

Afortunadamente para los intereses rojillos, los blanquiazules no han gozado de una semana tranquila en los físico. Varios son los jugadores que se han visto afectados por un proceso vírico en los últimos días, algo que les puede impedir llegar a la cita al 100% de sus posibilidades. Baron, Betts y Lasa son los afectados, aunque podrán tomar parte del choque. Todo lo contrario sucede en el CAI Zaragoza. El parón de la Copa sirvió a los zaragozanos para poder descansar y llegar a Illumbre, lugar donde nunca ha conseguido imponerse, en perfectas condiciones.

Etiquetas