Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

Liga ACB

El CAI Zaragoza se muestra muy superior al colista

El conjunto zaragozano inició la segunda vuelta con un cómodo triunfo en casa del Blancos de Rueda por 58 a 73.

Buena dirección de Cabezas
El CAI se muestra muy superior al colista
EFE

El CAI Zaragoza celebró el día de San Valero con una cómoda victoria en Valladolid por 58-73. Tras la pequeña decepción que supuso no poder clasificarse para la Copa, existía un cierto miedo a una relajación que, afortunadamente, no se produjo. En casa del colista, los rojillos salieron a ganar desde el principio. Imponiéndose sobre la pista y forzando la división entre la grada pucelana y su técnico, Luis Casimiro.

En su intento por lograr la permanencia, el Blancos de Rueda se ha reforzado positivamente para afrontar la segunda vuelta. Curtis Borchardt, su fichaje estrella, fue el encargado de abrir fuego en el choque. El poste norteamericano comenzó haciendo mucho daño, logrando seis puntos en el primer cuarto. Sin embargo, en cuanto los zaragozanos lograron cerrarle las vías hacia el aro, se borró rápidamente del encuentro. Y con él, el resto de su equipo. Un triple de Cabezas y otro de Stefansson, sumados a dos acciones defensivas de mérito protagonizadas por Robert Archibald, consiguieron abrir la primera brecha en el electrónico. Una falla que Wright aumentó con cinco puntos consecutivos. Con 16 tantos, el escolta fue el máximo anotador de los rojillos. Sin embargo, y a pesar de jugarse tiros lógicos, sus porcentajes no fueron del todo buenos. Una actuación de claroscuros acorde con la tónica general de la cita.

Archibald inició el segundo cuarto haciéndole el lío al exrojillo Nacho Martín. Toppert, que olvidó su faceta unidimensional y decidió botar el balón, firmó cuatro puntos, dos tras entrada a canasta y los otros dos desde la línea de personal, llevando el encuentro al borde de la ruptura. Defensa presionante y transiciones rápidas era la fórmula aplicada. Sin embargo, una embarullada jugada en la que Robinson se enzarzó con Rafa y Stefansson metió a los locales en el partido. Tras el rifi-rafe, el alero vallisoletano se creció hasta terminar siendo el mejor de los de púrpura y oro. El estadounidense firmó 13 puntos y forzó cinco faltas personales al CAI Zaragoza. Una actuación que promovió una primera reacción que quedó en nada.

A la vuelta de vestuarios, el Blancos de Rueda volvió a intentar ir a por el partido. Un parcial de 10-3 para los castellanos les acercó en el marcador, aunque Wirght y Toppert, con sendos triples, conseguían frenar su ímpetu. Tanto que, finalmente, los zaragozanos acabaron adjudicándose el parcial del cuarto por 16 a 17.

Sin querer rendirse, los locales hicieron una última y tímida intentona por meterse en el partido. Con un 5-0 de inicio en el último cuarto, los del Pisuerga veían como, además, Archibald era excluído por cinco faltas personales. Esta situación enfadó fuertemente a José Luis Abós, que ejerció una fuerte reprimenda que tuvo efectos positivos para sus pupilos. Especialmente para Sam Van Rossom. El belga, que jugó varios minutos en pista junto a Cabezas, fue el encargado de cerrar el choque con dos nuevas acciones desde más allá del 6,75. Pablo Aguilar, que capturó 10 rebotes, se reservó la guinda. El granadino firmó el colofón con un soberbio mate sobre Curtis Borchardt. El cierre perfecto para la novena victoria del CAI Zaragoza.

Ficha técnica

58 - Blancos de Rueda (12+17+16+13): Uriz (3), Udrih (4), Robinson (13), Touré (9), Borchardt (8) -cinco inicial-, Diego García (8), López 11), Hernández-Sonseca (2), Nacho Martín (-), Zamora (-) y Anagonye (-).

73 - CAI Zaragoza (21+22+17+13): Cabezas (8), Wright (16), Steffanson (6), Archibald (6), Hettsheimeir (15) -cinco inicial-, Van Rossom (8), Aguilar (4), Toppert (10), Almazán (-) y Fontet (-).

Árbitros: Arteaga, Bultó y Sánchez Mohedas. Eliminaron por cinco faltas personales a Archibald (min.34), del CAI Zaragoza y Borchardt (min.39), del Blancos de Rueda.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimoctava jornada de Liga ACB, disputado en el pabellón Pisuerga ante 4.900 espectadores.

Etiquetas