Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Artillería ligera

Los máximos goleadores de la temporada (solo 4 tantos) están entre los menos productivos de la historia del Zaragoza.

Siempre es un dato referente, el hombre del gol, la firma del máximo artillero de un equipo. En el Real Zaragoza, la temporada ha posicionado a Sinama-Pongolle, Bertolo y Gabi como futbolistas con mejor acierto. Cuatro goles suma cada uno de ellos, liderando los tres el apartado anotador del equipo. Sin embargo, esos cuatro goles, pese a estar multiplicados por tres, son un ejemplo más de la crisis ofensiva del Zaragoza. Quizá sirva la exigua producción del máximo goleador del equipo como paradigma de las limitaciones atacantes del Real Zaragoza de hoy. Si nadie lo remedia -Braulio empuja con tres goles- ni alguno de los protagonistas acelera hasta final de temporada, Sinama, Gabi y Bertolo proyectan acabar el curso con unos 6 goles, una cosecha ridícula.

Basta con repasar la tradición de goleadores del club y las cifras con las que se alimentaron para contrastar el estado actual. Con esos números (unos 6 goles), el máximo artillero de la temporada actual se ubicaría entre los que lo consiguieron con las peores cifras de la historia del club. El máximo goleador con menos tantos en una temporada fue Santos (4) en la 70/71, una de las menos productivas del Zaragoza -Aldana y Xaur marcaron los mismos en la 42/43, pero solo había 26 jornadas-. Higuera y Poyet tiraron del aparato goleador en la 92-93 con 6 goles, los mismos marcados por Acuña, Yordi y Milosevic en la infausta 01/02, aunque el tanque serbio solo actuó la segunda mitad de la temporada. En esos parámetros, se movería el máximo goleador del presente Real Zaragoza si se confirma la estimación actual. También, cerca de los escasos 7 de Garitano (varios de penalti), en la 97/98, o de los 7 de Colunga, la temporada pasada, aunque en su caso solo tuvo medio curso para celebrarlos.

En muchos de estos antecedentes, el gol casi siempre estuvo repartido entre centrocampistas ofensivos o delanteros de acompañamiento. Como este año. Los cuatro de Sinama serían más si lanzara los penaltis, ventaja obvia que quizá variaría las lecturas sobre su débil pulsión anotadora. Pero la función es de Gabi. Al capitán, lo alimentan los penaltis, 3 de sus 4 goles nacieron así. Mientras que Bertolo, autor igualmente de 4 tantos, ofrece las mejores garantías ofensivas del equipo. La temporada lo está proclamando como el recurso atacante más notable del Zaragoza, ya sea por los goles o por la facturación de jugadas de peligro.

Etiquetas