Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

¡Arriba!

El CAI Zaragoza volvió ayer al trabajo después de su victoria ante el Burgos y fija la mirada en su próximo duelo frente al Aguas de Valencia.

Wake up! Wake up!", animaba ayer Darren Phillip a sus compañeros del CAI Zaragoza durante el entrenamiento de la mañana. Los rojillos salían de nuevo a la cancha del pabellón Príncipe Felipe después de dos días de descanso, y lo hacían levantando pesas como si fuesen expertos en halterofilia. El viernes en ese mismo escenario ganaron, 104-89, al Burgos y esa alegría, algo contenida, se reflejaba en el ambiente. Phillip gritaba entre risas "¡arriba, arriba!" y el también ala-pívot, Cuthbert, murmuraba tímidos "muy bienes" cuando salían las jugadas. Mientras tanto, el técnico del CAI Curro Segura se centraba en Iván García, el más joven del equipo. Podrían parecer meras anécdotas o un entrenamiento más, pero lo cierto es que era una forma de quitar presión, que no importancia, al partido de la nueva jornada.

El Bruesa y el CAI Zaragoza se mantienen en el liderato y el Alicante se encuentra a una victoria. Entre estos tres equipos ronda por el momento la plaza directa para la ACB y para conseguirla, como bien decía Phillip, hay que estar ¡arriba! El encuentro de este fin de semana ante el Aguas de Valencia-Gandía abriría al conjunto zaragozano la entrada hacia el puesto más alto, siempre y cuando, el Bruesa, caiga en Cantabria. Por su parte, los alicantinos jugarán en la cancha de Los Barrios. "Está bastante complicado que se pueda acercar alguien a los tres de arriba", explicó el jugador José Antonio Rojas que debutó el pasado viernes ante el Burgos.

De este modo, el calendario de la LEB Oro ha alcanzado su clímax. Los resultados ajustados de los marcadores demuestran cómo los equipos de la liga no se conforman. Unos buscan su plaza en el "play-off", otros luchan por la supervivencia y los que no, se enfrentan para el ascenso directo en una lucha en la que solo vence el más fuerte.

A falta de once jornadas para que finalice la competición, los equipos no se pueden permitir errores y menos aquellos que aspiran a coronar la cima. "Si por un lado esperamos que Bruesa pierda, por el otro nosotros no podemos perder ningún encuentro. Además, ahora es obligatorio ganar, sobre todo en las dos fases que vienen", indicó el pívot Ondrej Starosta. "Lo que resta -continuó- es cuestión de cabeza. Tenemos que estar preparados para enfrentarnos a los rivales". El checo fue un fuerte puntal en el anterior partido, una actuación que alabó Segura tras el encuentro. "Estoy contento de que hable de mí, ese comentario me da ánimos. Me exige mucho porque sabe que puedo hacer más", comentó Starosta.

De esta exigencia es muy consciente Rojas. "El CAI Zaragoza es un club con nivel de ACB. El primer día que llegué poco podía ayudar, pero desde entonces he intentado estar a su altura. Hay que esforzarse al máximo para poder jugar un solo minuto con la camiseta del CAI", reveló el jugador.

Rojas apenas jugó dos minutos en su estreno, pero eso no le importa ya que cumplió su sueño ante los diez mil aficionados que asistieron al pabellón Príncipe Felipe. "No esperaba debutar llevando tan poco tiempo en la plantilla. Pero fue algo increíble", afirmó.

ACB son tres iniciales que cuestan esfuerzo. Significan estar en la posición más elevada del baloncesto Nacional. Pueden crear vértigo y para pertenecer a estas tres letras se requiere un gran nivel hasta el final de la liga. Requisitos memorizados por la plantilla del CAI Zaragoza, tanto por aquellos que acaban de llegar como por los más veteranos.

Etiquetas