Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA 63 - LAGUN ARO 53

El CAI salda viejas deudas con el Lagun Aro

Paolo Quinteros, con 37 de valoración, se reivindica como la estrella del equipo zaragozano y otorga al CAI su séptima victoria de la liga.

El pívot estadounidense del CAI Zaragoza Adam Chubb
Incómoda victoria
EFE

El CAI Zaragoza saldó viejas cuentas de sus enfrentamientos con el Lagun Aro GBC tanto en la Liga ACB como en la LEB y se impuso con claridad en un partido en el que los zaragozanos siempre mandaron en el marcador y cuando su rival les metió presión supieron solventarlo.

Antes de finalizar la primera vuelta, el equipo zaragozano sumó su séptima victoria de la temporada ante un rival catalogado como directo en su objetivo de lograr la permanencia en su regreso a la máxima categoría del baloncesto español.

Los guipuzcoanos pagaron el ir casi siempre a remolque en el marcador y sobre todo el no saber aprovechar, sobre todo en la segunda mitad, las dos ocasiones en las que se situaron a sólo tres puntos.

Los zaragozanos comenzaron bien asentados sobre la pista y su acierto ante la canasta de los donostiarras les permitió abrir pronto brecha en el marcador liderados por un Carlos Cabezas que, lejos de acusar la presión de estar en el centro de atención por el interés del Caja Laboral por hacerse con sus servicios, sumó nueve puntos en los primeros cinco minutos y medio de juego.

Los hombres de Pablo Laso jugaban a rachas lo que les permitía impedir que su rival rompiese el marcador aunque llegó hasta en tres ocasiones a contar hasta con siete puntos de ventaja.

En los zaragozanos la batuta la llevaban tanto Cabezas como Paolo Quinteros que entre ambos sumaron 21 de los 23 puntos de su equipo en los primeros diez minutos.

En el segundo cuarto, los compañeros de Cabezas y Quinteros tomaron su relevo y jugando como equipo, con una notable intensidad defensiva que les permitía ir dando pasos adelante en el marcador hasta alcanzar en los últimos segundos la máxima ventaja del partido e irse al vestuario con once puntos a su favor (46-35), ante la impotencia de los donostiarras que eran incapaces de encontrar la manera de frenar las acciones de los maños que se estaban mostrando especialmente inspirados.

Los maños regresaron del vestuario manteniendo el nivel y estirando hasta los quince puntos su ventaja (50-35), que les hizo prometerselas demasiado felices. En los donostiarras sin embargo empezaron a entonarse y con dos triples consecutivos lograron neutralizar el juego local y con un parcial de 2-13 volvieron a meterse en el partido.

El conjunto de José Luis Abós había perdido frescura y no era capaz de anotar con la facilidad que lo había hecho hasta ese momento, pero supo rehacerse de la presión de su rival y únicamente cedió un punto a su rival al final del tercer cuarto.

En los diez últimos minutos, los guipuzcoanos volvieron a hacer la goma en el marcador (65-62) pero su reacción se encontró con un triple de Darren Phillip que dio oxígeno a su equipo y la confianza necesaria para no dejar escapar la victoria.

En la recta final del partido volvió a reaparecer el internacional argentino Paolo Quinteros que se convirtió en el máximo anotador del partido con 27 puntos y firmó una valoración final de 37 puntos.

Ficha técnica:

88 - CAI Zaragoza (23+23+17+25): Cabezas (13), Quinteros (27), Barlow (1), Aguilar (12) y Hettsheimeir (12) -cinco inicial- Van Rossom (3), Chubb (3), Phillip (7), Miso (10), Riera y Toppert.

72 - Lagun Aro GBC (18+17+18+19): Salgado (8), Baron (20), Panko (4), Doblas (6) y Miralles (4) -cinco inicial- Uriz (7), Kone (6), Sánchez (14), Tskitishvili (3) y Lorbek.

Árbitros: Hierrezuelo, Murgui y Cardús. No excluyeron a ningún jugador.

Incidencias: partido correspondiente a la decimosexta jornada de la Liga ACB disputado en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 6.300 espectadores. El australiano David Barlow lució un crespón negro por las inundaciones de su país.

Etiquetas