Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FORMULA UNO

'Armada' española en la F1

El Mundial llega a Montmeló, donde Alonso, De la Rosa, Alguersuari y la escudería Hispania vivirán un Gran Premio muy especial.

Alonso, De la Rosa y Alguersuari posan durante la rueda de prensa de ayer.
'Armada' española en la F1
AFP PHOTO

El ciclismo, el tenis y ahora la Fórmula 1. Los tres pilotos españoles de la parrilla fueron ayer protagonistas a pocas horas de que arranque el Gran Premio que disputan en casa. Nunca los seguidores locales vieron a tantos de los suyos sobre el asfalto.En el fragor de la batalla entre el español Fernando Alonso y el inglés Lewis Hamilton en el año 2007, los fans británicos recordaron a la "armada invencible", la flota española que a pesar de su pretencioso calificativo cayó ante los barcos británicos a final del siglo XVI.

Y ayer, Pedro de la Rosa, el más veterano de los tres pilotos, con 38 años, relanzó el nombre habitualmente atribuido a la legión de tenistas que copan los torneos del mundo.

"Somos la Armada española", dijo el piloto de Sauber, que imaginó con una sonrisa un imposible campeonato mundial de Fórmula 1 por países. "Sería divertido. Alemania sería difícil de batir", dijo el más veterano, que se situó en el centro de la foto. A su derecha, Fernando Alonso; a su izquierda, el bisoño Jaime Alguersuari.

España, con tres pilotos, es el tercer país más representado en la parrilla por detrás de Brasil, con cuatro, y Alemania, con cinco.

Un hito en un país que hasta 2003, cuando explotó Alonso, tenía a la Fórmula 1 como un deporte residual, un nicho para unos pocos locos del motor. Más allá de Ayrton Senna y Alain Prost, los grandes nombres de la Fórmula 1 eran desconocidos para el gran público. Hasta verlo en televisión resultaba complicado.

Todo ha cambiado. "Recuerdo que antes, el 70 por ciento del público de las gradas venía del centro de Europa, de Alemania sobre todo. No era un Gran Premio completamente español", recordó ayer Alonso, doble campeón mundial y que con su fichaje por la mítica Ferrari puede dar un nuevo impulso al deporte tras dos años de decepción en Renault.

"Ahora hay muy poca gente que no sepa que este fin de semana hay Gran Premio. Todo el mundo sabe de neumáticos, de estrategias. Es todo muy diferente y está creciendo más, es genial", dijo el piloto de 28 años, el gran artífice del "boom" con sus títulos en 2005 y 2006.

"España sería favorita en el campeonato por países", aseguró el astuariano Alonso sobre la hipotética lucha por países. Sería el indiscutible líder de un equipo que contaría con De la Rosa y con Alguersuari como escuderos.

De la Rosa obtuvo con Sauber en la actual temporada una oportunidad de volver a la Fórmula 1 cuando todo parecía acabado tras varios años como piloto probador. "Sólo quiero acabar la carrera, he tenido habitualmente mala suerte aquí", se lamentó ayer de un mal inicio de campaña y de no haber tenido nunca una buena actuación a muy pocos kilómetros de su casa.

"Quiero ver la bandera de cuadros", pidió aún en busca del primer punto en un año en el que su Sauber le está ayudando poco.

Alguersuari, de 20 años, en cambio, debutará en el Gran Premio de España en un circuito que, a pesar de todo, conoce bien. Ya ha logrado sus dos primeros puntos con un noveno puesto en Malasia. No tiene presión. Sólo busca aprender, "seguir así" y mejorar con su modesto Toro Rosso.

"Su tiempo llegará, es muy maduro y va por el buen camino, tratando de aprender", dijo Alonso a modo de entrega del testigo.

Por detrás llegan otros jóvenes pilotos que además de talento atraen a los equipos por los eventuales patrocinadores de un país, España, el único con dos Grandes Premios y donde la fiebre de la Fórmula 1 es palpable pese a la crisis.

Escuderías patrióticas

Junto a los pilotos españoles estuvo ayer el brasileño Bruno Senna, del equipo español Hispania. No se espera ver seguidores de la nueva escudería en un deporte en el que lo que atrae es el piloto más que los equipos. Los fans se mudan en cuanto su estrella cambia de colores, pero Hispania aspira a formar quizás alguna vez una selección española.

Entre las ecuderías, Mercedes, con un equipo casi completamente alemán, ya dio el primer paso de crear un conjunto casi 'patriótico'. Al igual que McLaren, que con el fichaje esta temporada de Jenson Button es ya un equipo completamente británico.

Etiquetas