Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Ander Herrera: "Yo no sé pegar patadas"

En esta ocasión, el rutinariamente cazado se convirtió en cazador. Ander Herrera soltó un zarpazo subterráneo sobre el tobillo de Diego Costa -que se revolvió desde el suelo como los ciervos heridos, soltando la pierna feamente- y el árbitro Fernández Borbalán lo ametralló con la tarjeta roja. La expulsión lo fue. Por detrás, sin opción de alcanzar la pelota y en carrera. Justa. Ander lo acató tras templar su impulsiva protesta inicial y se marchó al vestuario dejando al equipo con diez durante todo el tramo final. Ander concluía así un partido en el que realmente nunca estuvo. Únicamente una pared con Suazo lo sacó del vacío.

Y eso y la roja lo dejaron magullado: "Estoy muy fastidiado. La jugada de la expulsión ha sido una acción muy rápida. Vi a Jiri Jarosik fuera de sitio, y a Diego Costa en un dos contra dos frente a Contini y Carlos Diogo, ambos amonestados. Pensé en derribarlo yo agarrándolo, pero no llegaba?". Y entonces, la patada: "Yo no sé pegarlas, no estoy acostumbrado. Quizá tenga que aprender esas artimañas".

La expulsión sacó al campo a Edmilson, cuya visión panorámica, serenidad, y buen desplazamiento mejoraron al Zaragoza pese a la inferioridad, y encerró a Ander en el vestuario, donde no acabó el tormento. "Esos veinte minutos han sido los peores de mi vida. Si hubiéramos perdido el partido, no me lo hubiera perdonado en la vida. Menos mal que el equipo lo ha hecho muy bien".

Ander Herrera se perderá el partido ante el Sporting de Gijón. Cualquier teoría acerca de la desproporción de la roja está condenada al fracaso y el canterano no podrá jugar en La Romareda. "Me fastidia salir del equipo en un partido así. Es una buena ocasión. De ganar meteríamos al Sporting también abajo. Es una buena jornada para escapar de nuestra posición", indicó.

Carrizo y la "bronca"

Cuando la temeraria salida de Juan Pablo Carrizo en el gol del Sevilla hace una semana aún suscitaba sospechas y debates sobre la portería, el arquero argentino volvió a patinar en el aire en el gol del Valladolid. Midió mal el centro enemigo desde la banda derecha, abandonó con imprudencia la portería y, cuando saltó a agarrarla, no despejó de puños y se estrelló contra Jarosik, que, o no oyó el aviso de Carrizo o no lo entendió. Diego Costa no rechazó el regaló y Carrizo dio las explicaciones: "Es la segunda jornada consecutiva que, o me bloquea un rival o chocó con un compañero en una salida. Es un error que me llena de 'bronca' (enfado) y sin el cual a lo mejor llegamos a ganar 0-1 el partido. Pero no es para alarmarse, lo importante es que el equipo está jugando bien, con seriedad y no pierde la calma", aseguró el portero.

Carrizo asume las voces críticas y agradece el gesto de José Aurelio Gay, que defendió sus garantías tras el partido: "Me puedo equivocar, como cualquiera en su trabajo, pero intento hacerlo las menos veces posibles. Tras el partido contra el Sevilla, el entrenador me dijo que estuviera tranquilo y que continuara saliendo porque esas acciones le venían muy bien al juego del equipo. Pero es verdad que tengo mucha 'bronca' -insistió el portero argentino-. A nadie le gusta fallar porque queda en evidencia su nivel y, mejor dicho, su trabajo", concluyó Juan Pablo Carrizo.

Etiquetas