Despliega el menú
Deportes

TERCERA JORNADA

Alemania, favorita en su debut con Australia

Los germanos se estrenan en el grupo D ante la imprevisible Australia, en principio un rival asequible.

El gran favorito del grupo D, Alemania, tiene hoy domingo un estreno teóricamente tranquilo ante Australia, en principio un rival más asequible. Antes serbios y ghaneses protagonizarán un duelo más igualado con la mente puesta en ser segundos.

Desde el sorteo de diciembre en Ciudad del Cabo, los germanos, tres veces campeones mundiales y una de las grandes potencias históricas, han sido situados como candidatos casi inamovibles al liderato, algo que no debería poner en apuros Australia, que intentará repetir el digno papel de 2006.

En esa ocasión el equipo dirigido por el holandés Guus Hiddink accedió a octavos y puso contra las cuerdas a Italia en esa ronda, aunque los futuros campeones terminaron decidiendo en el último suspiro de la prolongación. Pero los australianos, que el sábado pasado perdieron en su lista de 23 al arquero Brad Jones por motivos familiares, se enfrentarán a una Alemania que llega pletórica de moral y con la autoestima por las nubes, tras su paseo por los amistosos de preparación ante Malta (4-0), Hungría (3-0) y Bosnia (3-1).

Tras ser el ayudante de Jurgen Klinsmann en la anterior cita planetaria, Joachim Löw se examina por primera vez en el torneo como titular del banquillo, sin Michael Ballack ni el resto de víctimas de la plaga de lesiones, pero con un plantel estelar y con Miroslav Klose, máximo anotador en 2006, en punta. "Es la mejor selección alemana en la que he jugado", avisó el defensa Philipp Lahm.

"Será un partido difícil: Australia no es un equipo espectacular, pero su rigor defensivo es casi perfecto", dijo Löw sobre el rival del debut, intentando frenar el triunfalismo de la prensa de su país, que no cree posible otro resultado fuera de la victoria.

En el otro lado del ring, el equipo australiano es consciente de que nadie en Sudáfrica les da como ganadores, pero su estrella Tim Cahill, curtido en mil batallas en el Everton inglés, espera que esa circunstancia sirva de estímulo. "Todo el mundo cree que Alemania llegará lejos. Mejor para nosotros, así no tenemos nada que perder", señaló con una sonrisa.

Etiquetas