Despliega el menú
Deportes

TENIS

Albert Costa será el nuevo capitán de la Davis con el apoyo de los jugadores

Emilio Sánchez Vicario podría optar a la presidencia de la Federación Española en sustitución de Pedro Muñoz, quien duda si intentar la reelección.

El bombazo del equipo español de Copa Davis ha sacudido a la afición. Que haya conquistado la Ensaladera de Plata a domicilio, y en Argentina, constituye toda una hazaña, considerando, además, que una tendinitis en su rodilla derecha impidió el concurso de Rafael Nadal. Como cierre de la final, celebraciones sin tasa y de rebote otra llamativa noticia, el anuncio de Emilio Sánchez Vicario de que deja la capitanía de la selección.

En las últimas horas el tema de la Copa Davis formó parte de las tertulias radiofónicas. En alguna se llegó a sugerir que el mejor destino de Emilio Sánchez Vicario podía ser el de presidente de la Real Federación Española Tenis. Se ha comentado casi de pasada, pero está en el aire esta posibilidad, teniendo en cuenta que las elecciones tendrán lugar a finales del próximo mes de marzo y que todavía hay margen suficiente para maniobrar.

El mayor de la saga Vicario no se aburrirá en el futuro.

Seguirá cerca de la Copa Davis y dentro del mundo del tenis, porque es lo más importante para él. Sin el tenis, Emilio no viviría.

Seguirá eliminatorias en casa y otras lejos de España, pero siempre cerca, porque es una competición que le entusiasma. Además, el recuerdo del éxito en la final contra Argentina perdurará en su mente y le ayudará a continuar estrechamente vinculado a la trayectoria de la selección en la Copa Davis sin entrometerse para nada en el trabajo que lleve a cabo su sustituto.

En su día supo que los jugadores le habían pedido a Pedro Muñoz el nombramiento de Albert Costa como capitán. Fue entonces cuando el presidente sorprendió con la designación de Emilio Sánchez y se armó la marimorena. Aquella desagradable situación parece olvidada. Costa, que ha sido campeón de Roland Garros y que ya sabe lo que es ganar la Copa Davis, tiene posibilidades de convertirse en el nuevo capitán.

Cerrar el círculo

Emilio Sánchez cree que su sucesor ha de ser una persona con experiencia, que conozca a los jugadores. También habrá de vivir este deporte con una dedicación total. Hasta el 6 de marzo, fecha del arranque de la próxima edición del torneo ante Serbia, hay tiempo para el nombramiento de un nuevo técnico. Los nombres de Miguel Margets o Javier Duarte han sonado en las últimas horas.

Duarte ya formó parte del G-4 que en el 2000 ganó la Davis contra Australia en Barcelona y también alcanzó el triunfo en la final de Sevilla frente a Estados Unidos.

En consecuencia, la marcha de Emilio Sánchez establece un compás de espera. Se supone que a corto plazo será dado a conocer el nombre de su sustituto. Actualmente, Pedro Muñoz es un presidente circunstancial y cabe señalar que es un personaje que en modo alguno le agrada a Rafael Nadal, quien se ha mostrado en contra de que pueda presentarse a la reelección.

Se recuerda en su entorno que la designación de Madrid como sede del España-Estados Unidos, que tuvo lugar en la plaza de toros de Las Ventas, levantó enorme polvareda. Los jugadores pusieron el grito en el cielo al enterarse de la decisión. Fue entonces cuando se produjo una batalla verbal, pródiga en ataques muy duros.

Ahora, con el éxito de España en la Copa Davis, vuelve a cobrar fuerza la posible intención de Pedro Muñoz de ser candidato a la presidencia. El 30 de julio pasado anunció que dejaría el cargo, pero sin precisar cuándo. El caso es que han pasado meses y nada ha cambiado. Pedro Muñoz no tiene previsto nombrar como candidato a alguien que no cuente con el apoyo de toda la cúpula directiva y del nuevo dirigente.

La pasada noche Pedro Muñoz habló en el Larguero y, pese a la insistencia del periodista, no dijo ni si, ni no, a propósito de su intención de presentarse a las elecciones. Insistió en que quiere dejar pasar unos días y hablar a pecho descubierto con Emilio. Por lo pronto, sigue buscando apoyos en algunos dirigentes de las territoriales. En realidad, está en la creencia de que sus detractores endulzarán sus puntos de vista a propósito de su continuidad al frente del organismo federativo.

Mientras se cuecen dos temas tan importantes como el nombramiento de nuevo capitán, y la elección de nuevo presidente, el equipo español regresa de Mar del Plata con la moral por los cielos tras superar a Argentina en la final (3-1). Anteriormente había eliminado a Perú (5-0), Alemania (4-1) y Estados Unidos (4-1). Esta vez, la selección nacional funcionó perfectamente a pesar de la ausencia de Rafael Nadal. El propio número uno del mundo quiso que no centraran en él su atención los informadores, porque el disfrute del triunfo les correspondía a quienes dieron el do de pecho en la pista del estadio Islas Malvinas.

Etiquetas