Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Ensayo con dos puntas

El técnico mexicano podría reconvertir el 4-1-4-1 de su estreno en un 4-4-2 con Sinama de referencia y Braulio de complemento.

Aguirre, en uno de los campos de la Ciudad Deportiva.
Ensayo con dos puntas
OLIVER DUCH

El Real Zaragoza podría modificar su esquema contra el Villarreal y reconvertirse en un 4-4-2, con una pareja de delanteros. Javier Aguirre dispuso en el entrenamiento de ayer por la tarde en la Ciudad Deportiva diversas pruebas con un dúo atacante, lo que implicaría modificar el sistema 4-1-4-1 con el que se estrenó en el equipo aragonés en el empate contra el Getafe.

Aguirre ha analizado el partido del pasado lunes y entre sus principales conclusiones, además del escaso uso de la pelota que hizo el equipo, está lo poco que alcanzó portería rival. En consecuencia, planea una ligera alteración en los trazos del equipo, suprimiendo uno de los volantes interiores para introducir un delantero.

La prueba de ayer no es ni mucho menos definitiva y, además, se encuentra supeditada a la recuperación de Ander, cuyo perfil futbolístico podría dotar a los planes de Aguirre de un matiz particular. Pero si el canterano, al contrario de lo que parece, acaba por no llegar a tiempo al partido del sábado, la opción del 4-4-2 como figura del Real Zaragoza gana muchos enteros.

Es seguro que Aguirre no podrá contar con los laterales del choque contra el Getafe. Ni Obradovic por lesión ni Leo Ponzio por sanción -salvo que reciba el indulto de los comités disciplinarios- podrán alinearse ante el Villarreal. Para reponer ambas vacantes, Aguirre cuenta con una solución sencilla: meterá a Diogo, una vez cumplida la sanción que le privó de jugar en el Coliseum Alfonso Pérez, en el lateral derecho, y a Javier Paredes, en el flanco izquierdo de la retaguardia. La baja de Obradovic abría una incógnita en la zona, con Ponzio y Paredes en pugna. Sin embargo, la sanción de Ponzio allana el camino del asturiano. Paredes, pese a su déficit en minutos de juego, presentó un digno rendimiento en Gatefe y todo indica que Aguirre le dará esta vez la titularidad. La defensa la completarán Jarosik y Contini. El centro del campo cambiaría formalmente, pero no nominalmente: Jorge López pasaría a jugar por fuera, en la derecha, Edmilson y Gabi se anudarían en el doble pivote, y Bertolo conservaría su puesto como centrocampista por la izquierda.

Si Aguirre se decide por la pareja de delanteros -opción respaldada en parte también por la propuesta más ambiciosa que reclaman los partidos como local-, el principal damnificado sería Lafita. Aguirre probó ayer con diversos dúos de ataque con los delanteros de la plantilla, pero la opción más factible la forman Sinama como hombre de referencia y Braulio de acompañante.

Etiquetas