Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

VOLEIBOL

Adiós al sueño europeo (2-3)

El CAI Teruel cayó ayer frente al Galatasaray turco y termina así su andaduda en la Copa Challenge. Los locales empezaron ganando 2 a 0 pero se hundieron al final del choque

Los jugadores del CAI Voleibol Teruel, desolados por la derrota al término del partido ante el Galatasaray
Adiós al sueño europeo (2-3)
ANTONIO GARCÍA

Se acabó el sueño europeo del CAI Teruel. El Galatasaray turco se impuso ayer por 3 sets a 2 en el pabellón de Los Planos en el partido de vuelta de la eliminatoria de la Copa Challenge y eliminó al conjunto turolense en los octavos de final. A pesar de la derrota, la hinchada despidió a los suyos con una ovación, orgullosa del papel jugado por un equipo novato en la competición europea que ha doblegado al Groningen de Holanda y al SCC de Berlín antes de caer.

Los turolenses parecían encarrilar la eliminatoria -con un 3 a 1 en contra en el partido de ida- imponiéndose en los dos primeros sets por 25-13 y 27-17. Sin embargo, en el tercer set, el partido se torció para los locales. El entrenador, Óscar Novillo, pidió un tiempo muerto al perder la iniciativa en el marcador, con un 13-12 para los turcos, pero el choque ya no se enderezaría. Ganó el set el Galatasaray por 25 a 21. El definitivo cuarto set -con un 2 a 2 en el marcador el equipo visitante se aseguraba el pase a las cuartos- volvió a inclinarse del lado visitante en un final agónico por 26 a 24, a pesar de que los turolenses dispusieron dos bolas de partido que podría haber dado un giro radical a la eliminatoria.

El intrascendente quinto set cayó de nuevo del lado turco con un equipo turolense hundido moralmente y en que el entrenador introdujo cambios para incorporar a los jugadores con menos presencia en la cancha. El Galatasaray ganó el partido por 15 a 10 y también la eliminatoria. En cuartos de final se las tendrá que ver con el Patras griego.

El CAI perdió su primer partido en casa esta temporada. Ni siquiera la presión ambiental impuesta por los 3.500 aficionados que llenaron el pabellón sirvió esta vez para decantar el enfrentamiento del lado local.

En la escuadra turca tuvo un papel destacado el español Kike de la Fuente, que apareció cuando su equipo le necesitó. Al terminar el encuentro, fue premiado como el mejor jugador del partido. Explicó que el CAI Teruel fue un "gran equipo" que, en su opinión, es favorito para imponerse en la Superliga española, el objetivo prioritario de los turolenses tras perder el tren de Europa.

Kike de la Fuente apuntó como claves de la victoria a "la suerte", a que Anderson, un jugador clave en el esquema turolense, "no estuvo fino" y a que con un 2 a 0 en el marcador el CAI "lo vio todo resuelto". En su opinión, el partido estuvo "bien planteado" por el CAI, el público presionó como siempre a los visitantes y Hernán, Pepi y Fran jugaron a un gran nivel. "Nos lo han puesto muy difícil", reconoció.

Novillo fue más crítico con su equipo. Consideró que "no fue lógico" el desenlace del cuarto set, cuando con dos puntos de partido el resultado final se les escapó. A su juicio, la "inexperiencia" jugó en contra del equipo turolense, "en el que ningún jugador se había visto en una situación similar con anterioridad".

En preparador turolense advirtió a sus jugadores de que el fracaso ante el Galatasary debe servir para corregir "lo que no se ha hecho bien" de cara a la competición liguera. Aunque admitió que el CAI tiene opciones de ganar, calificó como "demasiado optimista" considerar favorito al conjunto que dirige, y más tras el varapalo europeo. Advirtió a sus pupilos que "no hay tiempo para lamentarse" porque el sábado afrontan "una nueva final" contra el Palma, el principal rival por el liderado de la Superliga y, probablemente, por la victoria final en la competición doméstica.

Etiquetas