Deportes
Suscríbete

atletismo

La Canfranc-Canfranc previa a sus dos mundiales será de récord

La prueba reunirá entre el 8 y el 10 de septiembre a cerca de 1.400 corredores entre las seis distancias que propone.

Imagen de una edición anterior de la Canfranc-Canfranc
Imagen de una edición anterior de la Canfranc-Canfranc
Rubén Fueyo

La de 2024 será la edición del Mundial máster y la de 2025, la del Mundial absoluto. La organización de la Canfranc-Canfranc aguarda con ilusión un bienio que va a colocar a su prueba y al Pirineo aragonés en el epicentro internacional de las carreras por montaña y que entre el 8 y el 10 de septiembre próximos, fechas en las que se disputará su 17ª edición, vivirá todo un aperitivo de récord. Las inscripciones ya están cerradas y la cifra de participantes que se ha alcanzado refleja la expectación que está generando la cita. Cerca de 1.400 corredores tomarán alguna de las seis distancias que se ofertan.

El fin de semana se augura especial no solo por el nivel de la competición, dado que muchos de los atletas serán pertenecen a la élite, sino también porque se espera la presencia de importantes representantes de la World Athletics (el organismo que rige el atletismo mundial), la Real Federación Española de Atletismo y de otros organismos internacionales. Además, también se espera un predominante tono festivo.

La Canfranc-Canfranc es este año puntuable para la Copa del Mundo de uphill, en su carrera vertical de 4K, y classic, en la distancia de 16K. Además, también es valedera como Campeonato de España máster en el trazado de 25K. Junto a estos, aparecen las pruebas más exigentes en cuanto a su longitud, el maraton 45K y las ultras de 70 y 100 kilómetros.

La vertical se estrenó el año pasado con victoria local, la del jaqués Daniel Osanz. Son cuatro kilómetros con un desnivel positivo de 927 metros.

En la 16K, el desnivel que hay que salvar es de 1.590 metros con el pico de La Moleta y sus 2.572 metros de altura como punto álgido. Tiene la peculiaridad de que hay que completarla en autosuficiencia. Es decir, cada corredor administra sus fuerzas y provisiones.

En la 25K también se pasa por La Moleta además de por otro de los lugares emblemáticos de Canfranc, el ibón de Ip. La 45K tiene 4.000 metros de desnivel y está considerada una de las más duras de Europa. Es junto a la 100K el buque insignia de la Canfranc-Canfranc.

El dato emblemático de la 100K es el de su desnivel, 8.848 metros, la altura del Everest. El 70% del trazado se sitúa por encima de los 2.000 metros. Como hermana pequeña cuenta con la 70K, 6.100 metros de desnivel para una ultra de carácter muy alpino.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión