Deportes
Suscríbete por 1€

tenis en silla de ruedas

Víctor Marcén: "En silla de ruedas también se puede ser campeón"

Después de jugar a fútbol a notable nivel, ahora es campeón de Aragón de tenis en silla de ruedas.

Víctor Marcén, siempre con su raqueta y su sonrisa, delante de la Puerta del Carmen.
Víctor Marcén, siempre con su raqueta y su sonrisa, delante de la Puerta del Carmen.
Rubén Losada

Esto de ser campeón siendo además el presidente...

Es cierto que soy el presidente del Comité de Tenis en Silla de Ruedas de la Federación Aragonesa, pero las victorias en la semifinal y en la final fueron claras. En la semifinal, ante María Torres (6-0 y 6-2), y en la final, ante Carlos Pina (6-4 y 6-2). El otro semifinalista fue Juan Cerveró.

Requiere un gran esfuerzo jugar en silla de ruedas. Sois unos auténticos campeones todos.

Yo empecé a competir en 2013. Disputaba competiciones nacionales e internacionales hasta que en 2015 sufrí una lesión de úlcera en el glúteo. Estuve parado sin competir durante seis años.

Qué lesión tan latosa...

Se me hizo una herida saliendo de la ducha y se infectó. Me operaron tres o cuatro veces. El problema no se solucionó hasta 2020. En 2021 pude volver a jugar otra vez. Este año he competido toda la temporada y he logrado ser campeón de Aragón.

Pero si lo suyo era el fútbol...

Es cierto que lo pasé bien jugando al fútbol. Lo compaginaba con el tenis. Empecé en el Balsas, con Maleta, Cristian Ruz... Después, me fui al Oliver, donde coincidí con Guillermo Pérez.

Buenísimo, Guillermo Pérez.

Guillermo tenía muchísima calidad. Nos entrenaba Sergio Gracia. Y luego, Ángel Val. También estaba Agustín Cirac de director deportivo, y compañeros como Motero o Rubén Losada. Después me marché al Fraga, con Pedro Gabasa.

Otro ‘top’ del fútbol y de la vida, Pedro Gabasa, sí señor.

Buen tipo, ya lo creo. De allí fui al Atlético Oscense, hasta acabar en el Casetas cuando enfermé.

Entiendo, Víctor.

Había estudiado ingeniería informática, máster MBA. Trabajaba en banca, en Cajalón y en Caja Círculo. Era 2008 y un día me sentí mal. Tenía dolor, fiebre. Me fui al Hospital Royo Villanova. Me ingresaron. Era una enfermedad no determinada. Sufrí una inflamación medular, una lesión que me dejó en silla de ruedas, sin movilidad ni sensibilidad del pecho para abajo.

Mi oficio es preguntador, pero no sé qué preguntarle... Continúe usted, por favor.

Hubo que empezar de nuevo, luchar y seguir luchando. Mi apoyaron mucho mis padres, Jesús y Mari Carmen, todo el mundo. Pensé que de todo se sale, que solo se podía seguir adelante.

Sí, sí y sí, amigo Víctor.

Viajo por el mundo, disfruto de la vida, del deporte, que me viene fenomenal.

Más ahora, que ya está a tope otra vez.

He venido entrenando un día por semana. Como no se me ha reproducido la úlcera, voy a hacer ahora tres días, además del trabajo en el gimnasio.

Así me gusta. Se juega como se entrena. Eso dicen los entendidos, al menos.

También me enamoré y me casé.

Eso está fenomenal también.

¡Ja, ja, ja! Claro que sí.

¿Quién es la afortunada?

Sheila. Es la hermana de un compañero de fútbol del Atlético Oscense. Nos casamos el pasado 14 de mayo. Ya llevaba un tiempo con ella. ¿A que no sabe dónde le pedí la mano?

Pues no, la verdad es que no...

En el Parque de los Príncipes de París.

Petición propia de Copa de Europa. O de Recopa, mejor dicho.

Precísamente por eso. Soy muy zaragocista. Incluso fundador de la Peña Zaragocista Parque Venecia. Me encanta el Real Zaragoza. Estuve hace unas días en Villarreal. ¡Menuda remontada! No hay que rendirse jamás. Por eso ganamos.

Jamás de los jamases, Víctor.

Tampoco en una silla de ruedas. En silla de ruedas también se puede ser campeón.

Usted es un campeón de verdad. Se lo digo yo.

Gracias por acordarse de nosotros, de nuestra problemática, del gran esfuerzo que hay que desarrollar para vivir y competir en silla de ruedas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión