Deportes
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Lambán: "Ni DGA ni PSOE van a poner palos en las ruedas del proyecto de La Romareda"

El presidente del Gobierno de Aragón entiende que es deseable que el nuevo estadio sea propiedad del club y que éste asuma la financiación

Visita institucional a la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza con rueda de prensa del presidente Jorge Mas
Visita institucional a la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza con rueda de prensa del presidente Jorge Mas
Oliver Duch

En el día en el que el Real Zaragoza rinde homenaje al Estatuto de Autonomía de Aragón, el presidente de la DGA hace repaso de la actualidad deportiva de la región, una revisión que efectúa desde su descanso vacacional, en entrevista telefónica.

El Real Zaragoza rinde esta tarde homenaje al Estatuto, en el momento en que la propiedad del club se ha internacionalizado. ¿Qué significado le otorga a este gesto como presidente del Gobierno de Aragón?

Me enorgullece. Es muy importante que el Real Zaragoza se sume a las celebraciones del cuarenta aniversario del Estatuto. Resulta relevante el acto en sí mismo, por la institución que es el Real Zaragoza y por el significado que el club tiene dentro de nuestra región. A mi juicio, también es trascendente este homenaje porque de algún modo hace que el mundo del deporte, en general, se sume a la conmemoración.

Diez años consecutivos en Segunda de esta bandera…. ¿Qué le dice esta situación de atasco?

Me apena ver al Real Zaragoza en estos trances. Pertenezco a una generación en la que el fútbol lo fue prácticamente todo. Nací y crecí en un mundo en el que eran referencias Di Stefano, Kubala, Puskas, Marcelino, Lapetra... Si la infancia es la verdadera patria del hombre, como decía Rilke, el fútbol es un componente indisociable de mi patria. Ha sido crucial desde una perspectiva cultural y sentimental

¿Cuánto cree que puede quedar de esta travesía?

Tenemos que superar esta situación deportiva rápidamente y abandonar la Segunda, para ubicarnos en Primera, en la parte alta de la tabla. Hay que arrimar el hombro. Como presidente del Gobierno de Aragón, no resulta menos doloroso el actual contexto del Real Zaragoza, por la importancia social y económica que ha adquirido el fútbol, por la promoción que puede suponer del territorio.

Estos días pueden ser trascendentes para el futuro del club en función de cómo se arme y resuelva la candidatura de la ciudad de Zaragoza para ser sede del Mundial de 2030, con el nuevo estadio como piedra angular.

El Gobierno de Aragón se va a dejar la piel, literalmente, para que la candidatura de Zaragoza resulte triunfante. Desde que se nos dijo cuál iba a ser nuestra participación en el proyecto, estamos trabajando para dar adecuado cumplimiento y respuesta a las exigencias que se nos plantean. En todo caso, soy de la opinión de que el Real Zaragoza y Zaragoza necesitan de un nuevo campo de fútbol, más allá del Mundial.

¿Entiende que el primer debate en torno al estadio que había que superar era el de la ubicación, si la nueva Romareda debe estar donde la conocemos?

La Romareda, donde se encuentra y según la conocemos, dispone de un poderoso magnetismo sentimental. Es así para miles y miles de aficionados. También me sucede a mí, porque allí jugué en mi etapa de juvenil en el Real Zaragoza. Sin embargo, creo que este asunto debería haberse enfocado desde un punto de vista más pragmático.

¿A qué se refiere?

Espero que la nueva Romareda cumpla con todos los requisitos que se demandan de una infraestructura moderna de esta naturaleza; pero no conocemos el proyecto técnico, ni el presupuesto, ni cómo se va a pagar ni quién va a hacer frente a los pagos. Creo que estas cuestiones se deberían haber resuelto antes que la ubicación. Pero no vamos a ser nosotros quienes pongamos palos en las ruedas. No los va a poner el Gobierno de Aragón. Y tampoco lo hará el Partido Socialista, a diferencia de lo que en su momento hizo el Partido Popular.

Usted fue la primera persona con responsabilidad institucional con la que se reunió Jorge Mas justo antes de firmar la compraventa del club. ¿Qué puede desvelar?

Comparto las expectativas que se han generado con la nueva propiedad. Espero, de hecho, ansioso el nuevo proyecto deportivo. Es más, considero que resulta más importante que el Real Zaragoza suba a Primera, y que se instale en la élite del fútbol de nuestro país, que ser sede del Mundial de 2030. En este sentido tenemos unas expectativas. Pero también espero que se resuelva a favor otra expectativa: quién paga el nuevo campo de fútbol. Mi parecer es que debe ser el Real Zaragoza, para disponer de estadio propio, como lo tienen el Real Madrid, Barcelona, Atlético u otros clubes que son vanguardia. Cuantos menos se mezcle la política, mucho mejor.

El nuevo estadio de La Romareda, el Mundial de 2030… forman parte del nuevo horizonte deportivo. ¿Qué puede predicarse ahora mismo de las aspiraciones olímpicas del Pirineo?

El Pirineo debe aspirar a la organización de unos Juegos, en pie de igualdad con otras comunidades autónomas, como se prometió desde el Gobierno central y el Consejo Superior de Deportes. Aragón, en este sentido, no tiene menos opciones que Cataluña. Pero, en cualquier caso, lo más importante es que desarrollemos nuestras posibilidades vinculadas al sector de la nieve, tanto desde un punto de vista turístico como deportivo. Hablo en relación a Huesca y también a Teruel.

¿No le da la impresión de que estamos ante una carrera sin fin?

Igual que digo que para Zaragoza y Aragón es más importante que el Real Zaragoza suba a Primera División que ser sede del Mundial de 2030, afirmo en esta cuestión olímpica que más trascendentes que los Juegos son el desarrollo de nuestros dominios esquiables, la potenciación del turismo, la organización de competiciones internacionales de alto nivel y la mejora del rango competitivo de nuestros deportistas.

Deje que le mencione Motorland como gran embajador de Aragón a lo largo de las últimas temporadas.

Posiblemente, Motorland es el gran reflejo de cómo ha cambiado el deporte en Aragón a lo largo de los años de autogobierno, una prueba perfectamente consolidada en el Mundial de Moto GP. Podríamos decir, además, que sin autonomía hubiera sido imposible tomar una decisión tan favorable para Alcañiz y el Bajo Aragón. Autonomía y Motorland están absolutamente vinculados.

Si miramos al deporte como escuela de valores, ¿por dónde le gustaría discurrir en los años venideros?

Sin lugar a dudas, queremos ganar en igualdad, integración e incorporación de la mujer. Por estas líneas avanza la Ley del Deporte de Aragón de 2018, que introdujo conceptos hasta entonces inéditos en este ámbito. Hay que perseverar en estos valores. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión