Deportes
Suscríbete por 1€

alpinismo

Pauner desiste en su ascenso al Korzhenveskaya

El alpinista aragonés regresa por considerar peligrosísimas las condiciones de la montaña.

Vilalta y Pauner, en el momento de tomar la decisión.
Vilalta y Pauner, en el momento de tomar la decisión.
Heraldo

Pauner desiste al pie del Korzhenveskaya. El alpinista aragonés recurrió a la prudencia para evitar males mayores tras la peligrosísima avalancha sufrida días atrás. Después de todas las adversidades padecidas en los últimos días, el jaqués y su compañero de expedición, Andrés Vilalta, han decidido regresar. Lo explicó el propio Pauner. 

“Como sabéis, el otro día fuimos muy afortunados de salvarnos de la avalancha de rocas y de agua. Ayer hubo una avalancha de rocas enorme que barrió parte de la ruta. Creo que son demasiadas señales de que la montaña está muy peligrosa este año y que el riesgo para subir esta montaña está muy por encima de lo que nos gustaría manejar para una cima de siete mil metros. La decisión conjunta es no tomar tanto riesgo porque la vida es más importante que una montaña”, señaló el mítico deportista aragonés en las puertas del gigante Korzhenveskaya.

Andrés Vilalta también compartía la tesis de Pauner. “Las montañas van a estar aquí. Lo que más nos interesa es volver a casa cuanto antes. No es nada fácil estar aquí cuando la decisión está tomada. A ver si volvemos pronto”, deseó Vilalta.

Carlos Pauner se despidió de los aficionados con un abrazo fraternal. “Quiero agradeceros vuestro empuje, vuestro apoyo. La diferencia entre seguir vivo o no en estas montañas es tomar las decisiones adecuadas. Este año, dado lo que hemos visto y sufrido, lo mejor es volver a casa. Gracias por vuestro apoyo. Sabemos que estáis con nosotros con esta decisión”, reiteró.

La aventura en el Korzhenveskaya ya había sufrido un importante revés el pasado martes, cuando una avalancha de rocas y agua afectó a la ruta del montañero jaqués, que trataba entonces de acceder directamente al campo 2 junto con su compañero de cordada, Andrés Vilalta. El glaciar saltó por los aires, impidió el ascenso e, incluso, amenazó la integridad de los alpinistas. Por si fuera poco, enseguida se desplomaron las temperaturas, una situación que dificulta aún más la consecución del desafío ‘Leopardo de las Nieves’, el reto en el que se halla inmerso Pauner, y que consiste en ascender las cinco montañas más elevadas de la antigua Unión Soviética. Las cimas del monte Lenin, el Khan Tengri, el Pobeda, el Korzhenevskaya y el Ismail Samani (Comunismo), todas ellas de más de 7.000 metros, componen la retahíla.

Pauner se encontraba antes de tomar la decisión en el campo base, a 5.100 metros de altura, aguardando que mejorara el tiempo para acometer un nuevo asalto a la cima del Korzhenveskaya. Aprovechaba para descansar, lavar la ropa y jugar al ajedrez, cogiendo fuerzas para cuando le llegue una nueva oportunidad. “Las condiciones de la montaña siguen siendo muy peligrosas por el momento”, advirtió el deportista aragonés, consciente de la necesidad de que la situación cambiara para poder ascender.

La situación no varió y Pauner tomó la decisión de regresar. En agosto del pasado año, el jaqués ya puso la bandera de Aragón en el pico Lenin, de 7.134 metros de altura, cima que corona la cordillera del Pamir, entre Tayikistán y Kirguistán. Ahora se hallaba inmerso, junto con Andrés Vilalta, en el reto de hollar el Korzhenveskaya y el Ismail Samani (Comunismo). Pauner inició este último desafío el pasado 14 de julio, cuando se desplazó con su compañero de cordada desde Barcelona a Estambul. Tras una escala en la antigua Constantinopla, el aragonés tomó otro vuelo a Dusambé, la capital de Tayikistán, y allí compró aprovisionamientos y preparó los equipos necesarios para atacar el Korzhenveskaya. La siguiente escala, tras un viaje en coche -siete horas por carretera-, fue Yirgital, donde un helicóptero le llevó hasta el campamento principal.

El Korzhenveskaya, de 7.105 metros de altura, y el Ismail Samani (Comunismo), de 7.495, comparten el mismo punto de concentración de expediciones. Se encuentran en Tayikistán y el Campo Base es común. El primer objetivo de Pauner era la cumbre del Korzhenveskaya, para el que, tanto él como Vilalta, habían previsto una aclimatación de unas tres semanas. Tendrá que ser en otra ocasión. Este año, las adversas condiciones aconsejan regresar. Un paso hacia atrás para tomar impulso de cara a otras ascensiones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión