Deportes
Suscríbete por 1€

carreras por montaña

El maratón montañero de Benasque vuelve a brillar

El Gran Maratón Montañas de Benasque ha contado este sábado con cerca de 1.500 corredores en sus tres trazados.

Salida de la prueba de 42K este sábado en Benasque.
Salida de la prueba de 42K este sábado en Benasque.
GMMB

Las altas temperaturas no pudieron este sábado con el Gran Maratón Montañas de Benasque. Más bien dieron brillo a su séptima edición, con cerca de 1.500 participantes que disfrutaron y sufrieron en una de las carreras por montaña más prestigiosas del calendario nacional e internacional. La organización había previsto incidencias debido al calor pero estas resultaron menores, hasta el punto de que se trató de "la edición con más normalidad de todas y dejó a todos con un muy buen sabor", explicó Carlos Carmona, uno de los directores de la carrera.

La cita contaba con tres modalidades. 650 atletas se inscribieron en la prueba reina, de 42 kilómetros; 450 lo hicieron en la 28K y otros 250 en la 19K. El trazado diseñado para la 42k arrancó desde la villa benasquesa hacia el Valle de Estós y, ascendiendo por el GR11, alcanzó la Cabaña de la Coma a 1.800 metros; seguidamente tomó dirección hacia la Tuca Dalliú para pasar por la Cabaña de Literola y seguir en busca del valle de Benasque, desde donde continuó por el camino viejo en dirección sur, hasta llegar al cruce de la pista del valle de Vallibierna, para ascender por ella y alcanzar el Refugio de Coronas (1.950 metros).

Los corredores siguieron subiendo por el camino del torrente de Estivafreda para alcanzar el pico de dicho nombre, cúspide de la carrera. A partir de aquí la carrera transitó por una de las zonas más desconocidas: el valle de Ardonés, en cuyo descenso, llegando a la población de Cerler (1.500 metros), se adentró por los densos bosques contiguos hasta llegar a la meta en Benasque descendiendo hasta los 1.140 metros de altitud, cubriendo un trazado con un desnivel acumulado de 2.640 metros y un tiempo límite de siete horas desde la salida.

Cinco corredores se escaparon desde el tercer kilómetro los dos primeros alcanzaron la meta con muy poca diferencia entre ellos. Se impuso Alberto Lasobras, del Team Arduua, con un tiempo de 5:06.01. Fue segundo Darío Cardona (Xtrem Almenara) con un crono de 5:06.31 y tercero Samuel García (CM Ibonciencho). Entre las féminas, las más veloces fueron Elisabeth Ríos (6:01.27), Pilar Montesinos (Trail Requena, 6:04.40) y Almudena González (Correcaminos Alfindén, 6:07.01).

«La 42K es la prueba reina, hay que estar bien preparado. La 28K es muy extrema porque no te permite respirar. La 19K es para los que buscan una iniciación al gran trail», analizaba Carmona. La 28K transcurrió por tres valles dentro del Parque Natural Posets-Maladeta compartiendo recorrido con la anterior en la ascensión del pico Estivafreda, salvando los participantes un desnivel acumulado de 1.550 metros. Se impusieron Dani Cremades en la categoría masculina (Peña Guara-Asics Front Runner) y Paula Mata (Peña Guara) en la femenina.

La tercera de las citas era relativamente menos exigente en lo deportivo, y sus participantes afrontaron un menor desnivel acumulado y, obviamente, una menor distancia, pero era una excelente piedra de toque para aquellos que se quieren introducir en el mundo del atletismo de montaña o aquellos que quieren recuperar sensaciones perdidas. Con salida fijada a las nueve de la mañana, el espectacular valle de Estós fue el marco de la victoria de Carlos Javega y Yolanda Expósito (Al-Marya Trail Running & Fartleck Sport).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión