Deportes
Suscríbete por 1€

Djokovic pierde su batalla judicial contra Australia y será deportado

El jugador se ha mostrado "profundamente decepcionado" por la decisión del tribunal australiano, tomada por unanimidad, que le impide competir en el Open de Australia.

Members of the media photograph an unidentified man departing the car park at the offices of Serbian tennis player Novak Djokovic's legal team under police escort in Melbourne, Australia, January 15, 2022. REUTERS/Loren Elliott TENNIS-AUSTRALIA/DJOKOVIC

El tenista serbio Novak Djokovic perdió este domingo en un tribunal australiano el recurso contra la decisión del Gobierno de revocar por segunda vez su visado, lo que le impide defender su título en el Abierto de Australia y será deportado.

La decisión fue tomada de manera unánime por los tres jueces del Tribunal Federal, que abordó hoy abordó en una vista virtual el recurso presentado por la defensa de Djokovic, quien fue recluido el sábado en un hotel para detener a inmigrantes.  

El jugador se ha mostrado "profundamente decepcionado" por la decisión del tribunal australiano.  

El serbio había sido incluido en el orden de juego de este lunes que preveía el debut del primer clasificado mundial en el último turno de la tarde en la pista central Rod Laver Arena ante su compatriota Miomir Kecmanovic.

Su principal rival, el español Rafael Nadal (6) conoció también que su estreno se producirá en el mismo escenario pero en el primer turno de la tarde (14:00 h) frente al estadounidense Marcos Giron.  

Así, la decisión de la Corte Federal significó un golpe duro para el cuadro del Abierto de Australia, que introducirá a un jugador procedente de la previa para ocupar la vacante que deja el primer clasificado mundial. La organización del torneo publicó el orden de juego una hora y media antes de la decisión de los jueces, por lo que será imposible una redistribución entre los cabezas de serie para compensar la integridad del cuadro.

Djokovic no podrá defender su corona conseguida a orillas del río Yarra durante la edición pasada y tampoco tendrá la ocasión en Australia de consagrarse como el tenista más laureado de todos los tiempos con 21 títulos Grand Slam. El serbio tenía previsto debutar este lunes en la pista central Rod Laver Arena, escenario que le vio coronar el ‘major aussie’ hasta en nueve ocasiones, frente a su compatriota Miomir Kecmanovic.

Una vista celebrada entre gran expectación 

El Tribunal Federal Australiano celebró este domingo una vista virtual para estudiar el recurso del tenista, que no está vacunado contra la covid-19, sobre la decisión del Gobierno de cancelar por segunda vez su visado y deportarle.

Tras la vista de más de cuatro horas, que fue retransmitida en directo a través de YouTube, el magistrado James Allsop, quien preside el pleno, anunció que los tres magistrados anunciarían su fallo en poco tiempo. 

El ministro de Inmigración, Alex Hawke, se valió el pasado viernes de sus poderes especiales para cancelar el visado del serbio de 34 años por motivos sanitarios y del mantenimiento del orden, ya que si se le permite quedarse en el país puede avivar el sentimiento de las personas que se oponen a vacunarse contra la covid-19.

Djokovic viajó el 5 de enero a Melbourne con una exención médica por no estar vacunado, al haber estado contagiado de la covid-19 recientemente, aunque a su llegada las autoridades de Inmigración le cancelaron el visado y lo detuvieron hasta su liberación el pasado lunes por una orden judicial al considerar que no fue tratado con "equidad".

El tenista fue detenido de nuevo este sábado después de la nueva cancelación de su visado y se encuentra aislado en el hotel Park de Melbourne, que ha sido escenario de concentraciones de grupos de manifestantes, que incluían a defensores del serbio y antivacunas.

Durante la vista celebrada hoy, cuya retransmisión en directo fue seguida por más de 80.000 personas, el abogado del Gobierno de Australia recordó que el tenista tiene "una historia reciente" de haber ignorado las medidas impuestas por la covid-19.

Un mal ejemplo, según Australia: "Podría alentar a la gente a emularlo" 

"Incluso cuando estaba infectado fue a una entrevista y sesión fotográfica que incluyó quitarse la mascarilla", dijo Stephen Lloyd, quien representa al ministro de Inmigración, Alex Hawke, en este proceso, al referirse a la admisión de Djokovic de que acudió a una entrevista con el medio francés L'Equipe en Belgrado el 18 de diciembre sabiendo que tenía covid-19.

El abogado insistió en que Djokovic podría "alentar a la gente a emularlo" en la violación de las medidas contra el virus.

“Sus conexiones con la causa, lo quiera o no, aún están presentes y su presencia en Australia supone un riesgo abrumador", precisó el representante del Gobierno.

Por su parte, el abogado del tenista, Nicholas Wood, calificó ese razonamiento como "irracional" ya que no estaba basado en evidencias sólidas.

"Ni una sola línea de evidencia en el material presentado ante el ministro proporcionó algún fundamento específico, lógico o probatorio para la proposición de que la mera presencia del propio Djokovic -no la cancelación de su visado y su expulsión- pueda fomentar de algún modo el sentimiento antivacunación", arremetió el letrado.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión