Deportes
Suscríbete

ciclismo

Flandes alberga un Mundial con todos los focos en Van Aert

Dos veces medallista de plata el año pasado en Imola, el belga buscará a sus 27 años recién cumplidos el doble maillot arcoíris.

Wout Van Aert durante la etapa de este lunes.
Wout Van Aert.
Christian Hartmann

La contrarreloj masculina da el pistoletazo de salida a los Campeonatos del Mundo de ciclismo en ruta de Flandes, en los que todas las miradas estarán puestas en el gran ídolo local, Wout van Aert, que buscará tanto el título en la crono como el de la carrera en línea una semana después. Dos veces medallista de plata el año pasado en Imola (Italia), por detrás del italiano Filippo Ganna en la contrarreloj y del francés Julian Alaphilippe en la carrera de fondo, Van Aert buscará a sus 27 años recién cumplidos el doble maillot arcoíris.

Plata también en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a finales de julio (en contrarreloj), el ciclista belga ha demostrado encontrarse en un gran momento de forma en la última Vuelta a Gran Bretaña, ganando cuatro etapas y la clasificación general, lo que le valió también para ascender al primer puesto de la clasificación mundial de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

«Es raro tener la ocasión de disputar los Mundiales en casa, eso solo pasa una vez, quizá dos, en una carrera, por lo que hay que aprovecharlo», declaró el ciclista belga el viernes, dos días antes de la disputa de la contrarreloj en la categoría masculina absoluta, con un recorrido de 43,3 kilómetros y final en Brujas.

Ningún ciclista masculino ha logrado el doblete desde la introducción de la contrarreloj individual en el programa del Mundial en 1994. Sin la presencia de tres medallistas olímpicos (Primoz Roglic, Tom Dumoulin y Rohan Dennis), los principales rivales del ídolo local serán el italiano Filippo Ganna y el suizo Stefan Küng, reciente campeón de Europa de la especialidad.

El danés Kasper Asgreen, el suizo Stefan Bissegger, el italiano Edoardo Affini, el francés Rémi Cavagna e incluso el esloveno Tadej Pogacar, doble ganador del Tour de Francia, podrían meterse también en la pelea por el podio. «Es un recorrido llano que requiere un esfuerzo regular, al contrario que en los Juegos, donde las subidas y las bajadas eran constantes», estimó un Küng que llega con confianza plena tras su éxito en el campeonato continental. «Esta crono es uno de los objetivos más importantes de mi temporada. Después de los Juegos, solo tengo esta carrera en la cabeza», añadió.

«El recorrido es muy llano, por lo que habrá que tirar de potencia», confirmó por su parte Van Aert, que en el último Tour demostró ser un corredor muy completo, ganando etapas con final en alto, al esprint y también una crono. «El hecho de que sea más larga (14,6 km más respecto al recorrido de 2020) me beneficia, contrariamente a un corredor como Filippo Ganna, que prefiere recorridos más cortos», añadió el belga, que no rehúye su papel de favorito: «El objetivo este año es cambiar el color de las medallas».

Evenepoel en la recámara

Bélgica, que nunca ha ganado el oro en una crono mundialista, dispone de otra bala en la recámara por si falla Van Aert: Remco Evenepoel. Tercero en el Campeonato de Europa, el joven belga de 21 años se felicitó también por el circuito y no renunciará a pelear por el oro, dos años después de ganar la plata en Yorkshire en su primera temporada en el pelotón profesional.

Tras la contrarreloj masculina, el martes de disputará la femenina y un día después la prueba del relevo mixto, introducido en el programa en 2019. Después, los corredores se trasladarán a Lovaina, al este de Bruselas, para las carreras en línea, que tendrán un recorrido inspirado en las clásicas flamencas, por lo que se prevé mucho espectáculo, mucho más en todo caso que en la edición precedente del Mundial en Bélgica (en Zolder en 2002).

Alaphilippe, candidato a su propia sucesión, figura entre los hombres a vigilar por la armada belga, al igual que el neerlandés Mathieu van der Poel (si se recupera de unas molestias en la espalda) y el nuevo campeón de Europa, el italiano Sonny Colbrelli. Otra de las amenazas será Dinamarca, que presentará un equipo muy potente (Asgreen, Cort, M. Pedersen, Valgren).

España se presenta en Flandes con la baja del veterano Alejandro Valverde, por lo que las opciones pasan por los jóvenes Álex Aramburu e Iván García Cortina y por Gorka Izagirre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión