Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

tour de francia

La etapa soñada de Jorge Arcas

El Tour de Francia llega este miércoles a la meta del Col de Portet, la dura subida de Saint Lary-Soulan, pueblo de los abuelos del ciclista aragonés de Sabiñánigo.

Jorge Arcas, en el Tour de Francia
Jorge Arcas, en el Tour de Francia
BettiniPhoto + Movistar Team

“Hay que ir día a día, aún quedan muchos para París, y hay que salvarlos como se pueda, ayudando a mis líderes lo máximo posible”, revelaba Jorge Arcas en la meta del Tour de Francia en Saint Gaudens, en la víspera de la etapa de este miércoles. Un día subrayado en rojo en la agenda del aragonés desde que conoció que debutaría en la ronda francesa y se asomó al libro de ruta del recorrido. Ahí, en letras grandes, en un final dentado y sinuoso como la hoja de un serrucho, aparecía el col del Portet, su subida favorita, el majestuoso guardián del pueblo en el que tantos días pasó de niño y al que le conectan los lazos maternos: sus abuelos vivieron allí, en Saint Lary, al otro lado del túnel de Bielsa y de las montañas aragonesas.

Afronta, de este modo, Jorge Arcas un día especial, en el que si las circunstancias de carrera, la hoja de trabajo del equipo Movistar y las piernas lo permiten peleará un boleto en la fuga del día. Ganar o no ya se verá, el motor que moverá a Arcas es pasar destacado por las calles del Saint Lary, enclavada al final del descenso del penúltimo puerto de la jornada, Val Louron, y en la base del Portet.

La proximidad con Aragón vía Bielsa le garantiza a Arcas apoyo de su gente, con pintadas sobre el asfalto, banderas conocidas y amigos de Sabiñánigo. Todos saben del rizo emocional que recorrerá el cuerpo del ciclista serrablés en la jornada de hoy. “Sí, tengo muchos lazos familiares con ese pueblo, mis abuelos han vivido allí, mi madre también, tenemos casa, conozco bien los puertos de la zona… Es un lugar especial”, comentaba Arcas en este periódico antes de marchar a Francia.

Uno de sus sueños como ciclista era correr un Tour y llegar en una de sus etapas a Saint Lary-Soulán, como así se llama este pueblo turístico rodeado de estaciones de esquí, una llegada o salida de etapa clásica de la ronda francesa. No muy lejos de allí, remontando la carretera que conduce a España, levantó los brazos Fernando Escartín en 1999 en la meta de Piau Engaly, la única victoria aragonesa en la historia de la ronda gala.

Arcas soñaba con el Tour y con Saint Lary porque su abuelo Feliciano, padre de su madre Begoña, echó raíces en ese pueblo. Arcas creció con la bicicleta por esa zona y forjó su ciclismo subiendo y bajando los mitos empinados que la salpican: Peyresourde, Azet-Val Louron, Aspin, Beyrede, Hourquette d’Ancizan, los Lagos de Neouvielle, Piau Engaly y, sobre todo, Pla d’ Adet, las pistas de esquí a las que se llega por la carretera que sale del corazón de Saint Lary, una subida severa, contundente, meta histórica del Tour a la que hace unos años se le agregó más asfalto para alargarla, inclinarla aún más hasta los collados del frente montañoso que abriga al pueblo… Y así nació el col del Portet, que no es más que un endurecido apéndice de Pla d’ Adet del que ha brotado, posiblemente, con 2.215 metros de altitud, el puerto más duro del Pirineo: 16 kilómetros de ascensión, más de 1.400 metros de desnivel, y una pendiente promedio del 8,7%. Un monstruo al que solo se ha llegado una vez, en 2018, con victoria de Nairo Quintana.

Este es el puerto favorito de Arcas y al que se asomaba muchas mañanas desde la casa del abuelo Feliciano, con quien el ciclista mantenía una estrecha relación con la bici como núcleo y con quien hablaba del sueño de llegar allí como ciclista profesional, en un Tour de Francia y por qué no, ganar en Pla d’ Adet, o dejarse ver y que estuvieran orgullosos de él. Feliciano falleció en 2020, hace unos meses, y Jorge, aunque va a cumplir el sueño de ambos, tiene el sabor agridulce de que a la jornada de este miércoles, cuando llegue a meta y baje al hotel, le va a faltar el abrazo de su abuelo. Anoche, antes de meterse en la cama, le dedicó una foto de ambos y unas palabras en su cuenta de Instagram: “Era nuestro sueño, yayo, seguro que desde arriba lo disfrutarás igual”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión