Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

motociclismo

La revolución de los debutantes

Las dos primeras citas del Mundial de motociclismo han evidenciado el poderío de la cantera española, con el brillante papel de Pedro Acosta, Raúl Fernández y Jorge Martín, recién llegados a Moto3, Moto2 y MotoGP.

Gran Premio de Doha
Gran Premio de Doha
DORNA

La caravana del Mundial de motociclismo regresa estos días a casa tras dos intensos grandes premios disputados en el circuito de Losail, intensos por lo vivido en la pista en las seis carreras (dos por cilindrada) pero también por cómo han sido fuera. Una gran parte de los trabajadores del campeonato han cubierto estancias superiores al mes en Catar, con confinamientos en los hoteles, sin vida más allá de las habitaciones y el trazado y un periodo en el que la inmensa mayoría ha pasado por el proceso de vacunación (las dos dosis de Pfizer separadas por un mínimo de 19 días).

En cualquier caso, y variables externas al margen, la peculiar pista asiática ha dejado el dominio de Yamaha en MotoGP (victorias de Maverick Viñales y Fabio Quartararo), aunque el liderato haya terminado recayendo en la consistencia de Johann Zarco y su Ducati, con el resto de marcas pendientes de demostrar su potencial, sobre todo Honda. También ha deparado el duelo Sam Lowes-Remy Gardner en Moto2, por ahora con saldo favorable para el primero, y la irrupción de un piloto de 16 años en Moto3, Pedro Acosta, que ha abanderado la revolución de los debutantes, y no sólo en la categoría pequeña.

Acosta, natural de Puerto de Mazarrón (Murcia), ha sido capaz de devolver a la cilindrada menor al primer plano del motociclismo, primero con un fantástico segundo puesto en su primera carrera en el campeonato, y una semana después con una actuación de esas que entran en la historia: desde el 'pit-lane', y tras perder más de once segundos en la primera vuelta, fue capaz de alcanzar al grupo delantero, rebasar a todos sus componentes (quince) y colocarse primero en cuatro giros, en la penúltima, para terminar corroborando su gesta con la victoria, la primera en el Mundial, lo que le permite alcanzar el liderato (hay que remontarse hasta 2012 para encontrar una gesta similar, la del italiano Romano Fenati, segundo en su primera participación en el campeonato, y ganador de la segunda, con 36 segundos de ventaja).

«¿Qué quieres que diga que no haya dicho todo el mundo ya?», reflexionaba Pol Espargaró a última hora de la noche en Losail, después de que Marc Márquez (también desde Catar, a donde viajó a completar la pauta de vacunación) abriese la veda de halagos desde Twitter: 'Pedro Acosta es bueno, muy bueno. ¡Felicidades por la primera victoria de muchas en el Mundial!', escribía en la red social. «Cuando llegas a un grupo tan numeroso en Moto3 habiendo remontado tanto es muy fácil que la ansiedad te pueda y él ha sabido controlar esa ansiedad, ha sabido controlar la carrera, y eso denota una madurez muy grande. Estoy convencido que va a ser un candidato al título este año si no se tuerce la situación», añadía Pol Espargaró.

Una madurez y una ambición, la de Acosta, que aventuran la llegada de otra estrella al motociclismo español. La actuación del murciano ha tapado otro sobresaliente debut en Moto3, el del mallorquín Izan Guevara, otro que aún no ha cumplido los 17 años y que en su primera carrera fue séptimo a menos de un segundo del ganador. Este domingo, después de haber estado a punto de no correr por una caída en el calentamiento matinal en la que se dañó una mano alcanzó la sexta plaza, acabó a 226 milésimas del podio.

En Moto2 el papel de revelación ha recaído en los hombros de Raúl Fernández, que salió segundo en su debut en la categoría, y que tras estar 17 vueltas en posición de podio terminó cruzando la meta quinto, al no poder contener en los tres últimos giros a los más experimentados Fabio Di Giannantonio y Marco Bezzecchi. Este domingo Fernández se resarció. El viernes fijó la vuelta más rápida de los dos fines de semana, aunque en parrilla terminó clasificándose cuarto, para firmar una gran carrera y cruzar la línea de meta tercero, mismo puesto que ocupa en la clasificación general.

El colofón al brillo de los debutantes llegó de la mano de Jorge Martín. El de San Sebastián de los Reyes (Madrid) impactó el sábado en MotoGP al llevarse la pole en su segunda prueba en la clase reina, un hito al alcance de muy pocos. De hecho, Jorge Lorenzo lo había logrado a la primera en Losail en 2008 y Casey Stoner (Losail 2006) y Marc Márquez (Austin 2013) a la segunda, como el de Ducati, que cerró su fin de semana mágico liderando 18 vueltas de la carrera del Gran Premio de Doha para terminar tercero.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión