Deportes
Suscríbete

Gala Ortega, preparada para el mundial de triatlón de invierno tras lograr en Ansó el oro nacional

A sus 17 años, esta zaragozana compite en la categoría junior con el equipo del Stadium Casablanca-Mapei.

Gala Ortega, en el campeonato nacional de triatlón de invierno celebrado en Ansó.
Gala Ortega, en el campeonato nacional de triatlón de invierno celebrado en Ansó.
HA

La triatleta zaragozana Gala Ortega participará el próximo 20 de marzo en el mundial de triatlón de invierno en Andorra. Es una de los doce deportistas que representarán a España en la competición. De ellos, cuatro, incluida Gala, son miembros del equipo Stadium Casablanca-Mapei. Junto con ella, Irene Moro, Santiago Tabuenca y Alex Rada viajarán al país vecino para participar por primera vez en un campeonato de estas características.

Para Gala éste es el año de los estrenos, ya que acaba de ganar la medalla de oro en el campeonato nacional de triatlón de invierno celebrado recientemente en Ansó. A sus 17 años, compite en la categoría junior y era la primera vez que participaba en esta modalidad.

De hecho, nunca antes había practicado esquí de fondo (ni alpino), una de las tres pruebas que incluye el triatlón de invierno. Aun así, consiguió hacer el mejor tiempo tras correr 7,5 kilómetros, recorrer 20 más en bicicleta de montaña y, finalmente, 10 kilómetros esquiando. “Acabé agotada y lloré en cuanto crucé la meta”, confiesa Gala, a quien la preparación para este campeonato le ha costado mucho. “Han sido unos meses muy duros de entrenamiento y, además, coincidió con la época de exámenes”, añade.

Y es que aunque el triatlón es su vida, Gala no deja de lado sus estudios de segundo de Bachillerato. “Hasta ahora lo he podido compaginar todo bastante bien, pero este curso, con la Selectividad, voy algo más agobiada”, confiesa. Aun así, el deporte forma parte de su rutina desde que tiene siete años por lo que siempre saca un hueco para su entrenamiento. “Me lo pide el cuerpo, necesito mi dosis de ejercicio diaria”, dice.

Exigente y constante, Gala entrena todos los días de la semana en su club, el Stadium Casablanca. En la disciplina de triatlón lo hace desde los diez años, aunque a los siete empezó practicando atletismo. Su nivel de preparación ha ido en ascenso con el paso del tiempo y ahora no perdona un entreno. Estos son variados, ya que, en realidad, son tres deportes en uno. Así, Gala hace natación, bicicleta de montaña y de carretera, carrera a pie y gimnasio.

Así es como se prepara para la modalidad que más le gusta, el triatlón, una prueba en la que se comienza nadando para seguir en bici y terminar corriendo. Las competiciones de este tipo se suelen celebrar entre los meses de mayo y junio, cuando ya hace buen tiempo pero el calor todavía no es excesivo.

“Jamás pensé que vestiría la camiseta de España en un mundial”

El resto del año se celebran duatlones, sobre todo los meses de abril y mayo, que incluyen carrera a pie, después en bici y otra vez a pie; y los triatlones de invierno, en los que se incluye el esquí.

Con su participación en el mundial del próximo 20 de marzo, Gala dará por concluida la temporada invernal y quién sabe si lo hará con medalla. “Pase lo que pase va a ser una experiencia única”, dice. Reconoce que está nerviosa porque nunca ha participado en una competición de estas características. “Jamás pensé que vestiría la camiseta de España en un mundial”, asegura.

Hasta ahora, junto a sus compañeros de equipo, ha viajado por España para competir en los campeonatos nacionales y actualmente está la número 15 en el ranking.

Esta marca y el oro conseguido en Ansó son la recompensa de muchos años de esfuerzo y entrenamiento durante los que su familia siempre ha sido un apoyo fundamental. “Mi padre es mi mejor entrenador, el que me acompaña en todo y me anima”, destaca Gala. Es consciente del esfuerzo que supone para ellos, no solo en tiempo y dedicación, sino también económicamente. “He tenido ya tres bicis de carretera y dos de montaña, cambio mucho de zapatillas de correr, necesito ropa técnica, bañadores, gafas, gorros…”, enumera, como resumen de la cantidad y variedad de material que se necesita para practicar triatlón.

Gala Ortega, en el campeonato nacional de triatlón de invierno celebrado en Ansó
Gala Ortega, en el campeonato nacional de triatlón de invierno celebrado en Ansó
HA

Una disciplina conocida, pero poco valorada

Aunque Gala ha notado que el triatlón es ahora más conocido que cuando empezó hace siete años, tiene claro que todavía no se valora como merece. “En España hay muy pocas personas que se dediquen a esto profesionalmente. Vivir de ello es prácticamente imposible”, asegura.

En Zaragoza hay varios clubes donde se practica esta disciplina, como Helios, el Europa (del colegio Liceo Europa), el Cierzo, el Octavus Triatlón o el Stadium Casablanca-Mapei, al que pertenece Gala.

En él entrenan unas 160 personas y tienen una escuela para los más pequeños, a partir de siete años. Con el paso de los años, los integrantes del equipo han ido en aumento, así como el número de chicas. “Al principio, la mayoría eran chicos pero cada vez somos más mujeres”, dice Gala, que ha establecido un vínculo especial con sus compañeros. “Las relaciones que se crean cuando practicas deporte con otras personas no se tienen con ningún otro grupo de amigos”, asegura.

Parte de culpa la tienen las concentraciones y los viajes para participar en campeonatos fuera de Zaragoza, donde, además del deporte, se convive, no sólo en buenos momentos, sino también en situaciones límite. “El nivel de exigencia tanto física como mental es muy alto y, aunque aprendes a vivir con ello, no siempre es fácil”, reconoce. Pero al final el espíritu de superación siempre puede más y, movida por ello, en unos días, Gala hará las maletas rumbo a su primer mundial. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión