Despliega el menú
Deportes

baloncesto

La moneda le sale cruz a un Casademont mejorado

El conjunto aragonés compitió, quiso y estuvo cerca de ganar (89-92); pero perdió ante el Baskonia y queda a una victoria del descenso.

Escupió el aro el lanzamiento de Dylan Ennis sobre la bocina. Era el empate y la prórroga. Salió cruz la moneda al aire en que el Casademont supo transformar el careo ante el todopoderoso Baskonia. Cruz cuando el año pasado salió tantas y tantas veces cara. Cuánta cara, tú lo sabes, Porfirio... Cuánta cruz, como estás comprobando, Sergio Hernández. Así, con el sonido metálico de la moneda diciendo otra vez que nanay, el Casademont despidió el maldito 2020 con otra derrota que lo deja helado en la clasificación, con apenas cuatro victorias en el haber, solo una más que el Real Betis, referencia válida del descenso a la LEB y próximo rival del Casademont en Zaragoza. Ya será el 2 de enero. La mejora no dio para ganar ayer, pero, jugando como ayer, no habrá moneda al aire ante el Betis.

En el día en que la suerte dijo no, el Casademont dijo sí durante los 40 minutos. Capacidad volitiva no le falta al colectivo aragonés, en el que Barreiro definitivamente ha decidido portar la bandera. La garra de Barreiro es contagiosa. Y a esa garra apeló el Casademont para mantenerse vivo en una reunión bien encauzada por el Baskonia. Llegaban los de Dusko Ivanovic de vencer en Milán al Armani de Etrore Messina, con el mérito y el esfuerzo energético que el hecho en sí, sin necesidad de más glosas, denota. Querían resolver en Zaragoza por la vía rápida, echando al ruedo de salida a su equipo fetén: Vildoza al timón, Dragic y Giedraitis por fuera, y Jekiri y Sedekerskis por dentro. Hernández propuso a Bray, con Barreiro y Ennis en la periferia, y Benzing y Thompson en posiciones interiores. El Baskonia no quería hacer larga la contienda. Perseguía una batalla rápida, consciente de que el factor fatiga podía condenarle. En Milán ganó con solo ocho jugadores, ayer Polonara tampoco se quitó el chándal y Diop ha caído en desgracia para Ivanovic. Por eso los vascos salieron en quinta, fugándose muy pronto en el marcador (9-18) merced a los triples de Vildoza y Giedraitis, dos jugadores top en la competición. Se demandaba un tiempo muerto que Sergio Hernández no solicitó. La tele salió al rescate con un tiempo muerto televisivo que supo a gloria. Se encendió la luz en el ataque local, aunque los 221 centímetros de Fall emergieron para devolver al Casademont a las tinieblas. No movía TJ Bray, el base que tanto prometía. Thompson literalmente estaba siendo abducido por los pívots rivales. Todo eran aportes individuales de Ennis, de Benzing, por supuesto de un soberbio Barreiro. Poco para detener una máquina de Euroliga, como el TD Systems Baskonia (22-29).

Elevó la tensión defensiva el Casademont en el segundo cuarto, que agradeció la presencia de Sulaimon, cada vez más sólido en la construcción y en la destrucción. Apretó mucho y bien el colectivo que gestiona Hernández, que hizo sentir su aliento en el cogote vasco (34-35). Los porcentajes exteriores del Baskonia cayeron, agarrándose al marcador y al partido con los brazos del gigante Fall, dueño de los dos aros ante un Casademont dueño de la pista. Al descanso, 44-51 y mucho que ventilar. El intermedio no interrumpió la dinámica de acción-reacción. Donde no llegaban los triples de Benzing, alcanzaba la pericia de Sulaimon o el corazón de Barreiro. En el Baskonia, emergió Henry, notable jugador con balón y extraordinario jugador sin balón. Con y sin, eso es baloncesto. Junto a los tiros libres concedidos por los árbitros (33 lanzó el Baskonia por 11 el Casademont), los vitorianos llegaron en ventaja a la última meta volante (68-73). El paseo por Zaragoza se le estaba complicando al Baskonia. Y no era el cierzo... Ennis empató a 82 a falta de cuatro minutos. El previsto repaso se había convertido en una moneda al aire. La última moneda la lanzó Ennis y salió cruz. El Baskonia tiene más monedas. Antes de que la lanzara Ennis, Alec Peters, Vildoza y Giedraitis demostraron su cotización. A los tres les salió cara. Ante el Betis, no hará falta que salga cara. Porque, jugando como ayer, ante el Betis no habrá moneda al aire.

Foto partido Casademont Zaragoza-Baskonia, Liga Endesa
Foto partido Casademont Zaragoza-Baskonia, Liga Endesa
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

Ficha técnica:

89 - Casademont Zaragoza (22+22+24+21): Bray (5), Ennis (18), Barreiro (20), Benzing (15), Thompson (7) -cinco inicial-, Sulaimon (14), Brussino (8), Hlinason (2) y Javi García (-).

92 - TD Systems Baskonia (29+22+22+19): Vildoza (19), Dragic (3), Giedraitis (27), Sedekerskis (7), Jekiri (4) -cinco inicial- Henry (9), Fall (12), Peters (11) y Kurucs (-).

Árbitros: Aliaga, Zamorano y Olivares. No hubo exclusiones por personales.

Incidencias: partido correspondiente a la decimosexta jornada de Liga disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza a puerta cerrada.

Etiquetas
Comentarios