Deportes
Suscríbete por 1€

vuelta a españa

La Vuelta llega a Ejea y no subirá el mítico puerto del Tourmalet

Las carreteras aragonesas son las protagonistas del fin de semana por la imposibilidad de cruzar a Francia

Daniel Martín, en la llegada de la etapa que ganó ayer.
Daniel Martín, en la llegada de la etapa que ganó ayer.
Efe

La Vuelta a España entra en su primer fin de semana de competición con las carreteras aragonesas como protagonistas de la ronda. Tras la dura jornada de ciclismo vivida ayer, el pelotón afronta hoy una etapa de 190 kilómetros llanos, con salida en la localidad soriana de Garray –yacimiento arqueológico de Numancia– y llegada a Ejea de los Caballeros

Entre tanto, la carrera atravesará localidades zaragozanas como Bulbuente, Maleján, Borja, Magallón, Gallur, Tauste, El Sabinar, Valareña, Pinsoro o Sádaba, donde hay ubicado un esprint intermedio previo a la llegada a Ejea, que previsiblemente verá la segunda llegada al esprint, después de que el corredor irlandés Daniel Martin, del Israel Start Up Nation, se impusiera en la etapa disputada entre Lodosa y La Laguna Negra sobre 166 kilómetros, por delante del esloveno Roglic (Team Jumbo-Visma) y el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos). 

  

Dan Martin estrenó su palmarés en este atípico curso de 2020 y recortó, por las bonificaciones, su desventaja respecto al jersey rojo, Primoz Roglic, y es segundo ahora en la general a 5 segundos del ‘caníbal’ esloveno. 

  

Por su parte, Enric Mas (Movistar) concluyó sexto en la etapa, a 9 segundos, y ascendió al cuarto lugar de la pugna por el rojo, a 32 segundos, justo por detrás de Carapaz, tercero a 13 y que no pudo rematar el trabajo del Ineos en la cumbre soriana, una joya en los Picos de Urbión. 

El aragonés Fernando Barceló entró a poco más de 11 minutos del ganador y el también aragonés Jorge Arcas concluyó la etapa de ayer a 11 minutos y medio de Martin.

Mañana, salida en Huesca

En la jornada de mañana, las miradas se centrarán en el Alto Aragón. Huesca albergará el inicio de la carrera por primera vez en ocho años y Sabiñánigo –punto habitual– acogerá la llegada tras 184,4 kilómetros con un tramo final en el que los altos de Vio y Petralba, de segunda categoría, intercalados por el de Fanlo, de tercera, generarán selección.

Elconfinamiento perimetral de Huesca afectará a la salida de la ronda desde la capital altoaragonesa. La organización adelantó que siguen trabajando con el organigrama previsto en su protocolo y «no hay modificaciones» en lo inicialmente previsto.

Formigal entra en escena

Ante el estado de emergencia sanitaria decretado en Francia y, dadas las restricciones establecidas con carácter general por su gobierno nacional, la Vuelta no podrá concluir su 6ª etapa en el Tourmalet pasado mañana. La organización ha decidido modificar la configuración inicial de la etapa, que saldrá de Biescas, tal y como estaba previsto, pero cambia la totalidad de un recorrido de 146,4 km que incluyen una subida al Alto de Petralba (3ª), Alto de Cotefablo  (2ª) y un nuevo paso por Biescas (sprint intermedio) antes del ascenso final a la estación de Aramón Formigal, con 3.040 metros de ascenso acumulado y 1.647 metros de desnivel medio. 

La subida a Aramón Formigal es una de las ascensiones más icónicas del Pirineo aragonés. Más que sus pendientes, su dificultad radica en la longitud: llegar a su cima desde la localidad Biescas supone casi 27 kilómetros de terreno ascendente, sin descanso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión