Despliega el menú
Deportes

Ronaldinho llega a Brasil tras seis meses detenido en Paraguay por llevar un pasaporte falso

El exjugador de fútbol y su hermano permanecieron retenidos cerca de seis meses en Paraguay tras ser detenidos por posesión de documentos falsos.

Ronaldinho a su llegada a Brasil
Ronaldinho a su llegada a Brasil
EFE

El exjugador del fútbol brasileño Ronaldinho y a su hermano Roberto de Assis ya se encuentran en Brasil después de aterrizar en un vuelo en Río de Janeiro procedente de Paraguay, donde han permanecido retenidos los últimos meses.

Esta vuelta a Brasil se produjo inmediatamente después de que el juez Gustavo Amarilla accediera a una solicitud de los fiscales paraguayos para liberar a los hermanos en libertad condicional. Además, dictaminó que ambos tendrán que pagar multas que ascienden a unos 170.000 euros.

El famoso exfutbolista de clubes como el Barcelona desembarcó en la terminal internacional del aeropuerto de Río de Janeiro y se abstuvo de hacer declaraciones a la prensa pese al nutrido grupo de periodistas que lo esperaba en el lugar.

Ronaldinho Gaúcho, usando una mascarilla, caminó entre fotógrafos, camarógrafos y reporteros sin responder ninguna pregunta y abordó frente a la terminal un vehículo particular que lo esperaba y en el que probablemente se dirigirá a la residencia que posee en el acomodado barrio de Barra de Tijuca.

Ronaldinho y su hermano estuvieron 171 días presos en la capital paraguaya acusados de haber ingresado a ese país con pasaportes falsos.

El lunes una decisión judicial les permitió regresar a Brasil, pero aún tuvieron que esperar la autorización sanitaria para poder abandonar Paraguay, cuyos aeropuertos operan con restricciones debido a las medidas de combate al coronavirus.

El fallo del juez de garantías Gustavo Amarilla, que les benefició con la suspensión condicional del proceso, puso fin al lío judicial de seis meses.

La salida procesal obliga a Roberto de Assis, que fue condenado a dos años de cárcel, a presentarse a cada cuatro meses ante las autoridades judiciales de Brasil.

Los dos hermanos deberán pagar además una multa de unos 200.000 dólares en concepto de "reparación social" para dar por extinguidos sus procesos, monto que será destinado a la compra de material médico para el combate contra la coronavirus.

La cantidad será extraída de los 1,6 millones de dólares que pagaron en abril como fianza para acceder a la reclusión domiciliaria en el hotel de Asunción.

Los hermanos llegaron al aeropuerto de Asunción el 4 de marzo tras salir de Sao Paulo con documentación brasileña, aunque en la dependencia paraguaya de Migraciones exhibieron pasaportes y cédulas paraguayas con sus nombres y fotos, que, luego se descubrió, estaban manipuladas.

El exfutbolista había viajado a Asunción para prestar su imagen a un proyecto de asistencia médica gratuita a niños paraguayos organizado por una fundación presidida por la empresaria Dalia López, que se encuentra prófuga y bajo orden de captura internacional.

Las imputaciones de Ronaldinho y su hermano derivaron en procesamientos a una veintena de personas, entre ellas gestores y funcionarios de Migraciones y de la Dirección de Identificaciones de la Policía Nacional de Paraguay supuestamente vinculados a un negocio ilícito de manipulación de documentos. 

Etiquetas
Comentarios