Despliega el menú
Deportes

deporte

El ciclista paralímpico Eduardo Santas, denunciado por saltarse el confinamiento al entrenar en su calle en Tarazona

La Guardia Civil le sorprendió con su bicicleta el pasado 23 de abril. El deportista asegura que explicó sus circunstancias a los agentes, que no le informaron de la denuncia en ese momento.

Eduardo Santas, en la prueba de Manchester.
Eduardo Santas, en la prueba de Manchester.
Heraldo.es

La Guardia Civil de Tarazona denunció el pasado 23 de abril a dos personas por incumplir las normas dictadas por el estado de alarma saltándose el confinamiento impuesto por el Gobierno para frenar la pandemia de coronavirus. Uno de ellos es el ciclista paralímpico integrado en el plan ADOP 2017-2020 Eduardo Santas.

Según informa la Guardia Civil en una nota de prensa, el medallista en Río de Janeiro, se encontraba en la calle con una bicicleta de carretera con equipación deportiva y manifestó a los agentes que realizaba una parte del entrenamiento que no podía hacer en el interior de su domicilio.

Dijeron que "entendían" su situación "e iban a ser flexibles"

Santas ha dado su versión de su sucedido en unos audios facilitados a EFE, en los que asegura que no fue sancionado en el mismo momento porque le dijeron que "entendían" su situación "e iban a ser flexibles".

El deportista, medallista paralímpico y campeón del mundo de ciclismo en pista entre otros éxitos deportivos tanto en carretera como en velódromo, explica que le paró la Guardia Civil en una calle de su urbanización.

"Tras estar quince minutos dándoles papeles y explicando que era deportista profesional, me dijeron que lo entendían y que no me denunciaban e iban a ser flexibles y no me notificaron la denuncia ni me dieron ningún papel", comentó.

El ciclista comentó que de la denuncia se ha enterado por "la nota de prensa" que ha facilitado este martes el Instituto Armado.

"Estoy entrenado en casa, como mi entrenador y mis vecinos pueden demostrar. Llevo 100 horas de rodillo", asegura.

El turiasonense apunta en sus explicaciones que lo que ha hecho es "salir en mi barrio de casas unifamiliares, que está apartado de todo, y la vuelta por la calle de arriba y abajo son unos 70 metros".

La justificación para salir a la calle, según Santas, es por "la imposibilidad de hacer series de fuerza específicas en el rodillo con la bici de pista".

"Tras estar calentando previamente en casa, salgo al barrio, lo he hecho dos o tres veces, y doy la vuelta de bajar y subir una cuestecita al lado de mi casa donde no hay absolutamente nadie, ni un gato", declaró.

"La subida -comentó- la hago con mucho desarrollo y tardo unos 20 segundos. Descanso en casa y lo hago cinco o seis veces por lo que paso en la calle 3 o 4 minutos con la bici de pista con la que es imposible ir a la carretera porque no tiene frenos ni cambios y no lo hago con equipación de entrenamiento porque iba con la camiseta de tirantes con la que entreno en casa".

Aunque reconoció que el salir a la calle es una decisión personal, señaló que el Comité Paralímpico Español les "exige test semanales para comprobar el estado de forma y comprobar si nos tienen que seguir pagando el sueldo porque no hay competiciones para saber cómo estamos".

También asegura que está "muy indignado" porque se hayan reactivado diferentes sectores de la economía y "el Gobierno no tenga ninguna consideración por sus deportistas profesionales" y "después de seis semanas no me dejen hacer mi trabajo". 

El Plan Apoyo al Deporte Objetivo Paralímpico (ADOP) es una iniciativa del Comité Paralímpico Español, el Consejo Superior de Deportes y el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 que tiene como fin proporcionar a los deportistas paralímpicos españoles las mejores condiciones posibles para poder llevar a cabo su preparación y afrontar así con garantía de éxito la participación del Equipo Español en los Juegos Paralímpicos.

Etiquetas
Comentarios