Despliega el menú
Deportes

hockey hierba

Begoña García, a la espera de ser olímpica por segunda vez

La zaragozana se clasificó en octubre para los Juegos de Tokio, cuya celebración está en el aire.

La zaragozana Begoña García durante un partido con la selección española.
La zaragozana Begoña García durante un partido con la selección española.
B, G.

La supuesta celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio está cada día más cerca, pero que finalmente estos puedan desarrollarse como estaba previsto también se complica a medida que pasan las horas. La zaragozana Begoña García fue la primera deportista aragonesa en clasificarse para las Olimpiadas. La jugadora de hockey lo logró el pasado 26 de octubre del 2019 cuando la selección española venció a Corea del Sur en un partido en el que la aragonesa abrió el marcador con un tanto. «Lo celebré, pero un poco contenida porque estábamos concentradas y no nos queríamos despistar en ningún momento», relató entonces en una entrevista a este diario. Pero la aparición del coronavirus ha cambiado todos los escenarios.

«Los Juegos aún se supone que siguen en pie. Supongo que intentarán esperar hasta el último momento y si sigue siendo inviable se cancelarán», expone la zaragozana de 24 años. «La seguridad es lo primero y si hay que cancelarlos pues se cancelarán, pero esperemos que no. Ojalá que se arregle un poco la situación», desea. Begoña García tenía en su calendario antes de Tokio, los que serían sus segundos Juegos Olímpicos tras haber quedado octava con la selección española en 2016 en los de Río de Janeiro, varias citas con el combinado nacional. «Estábamos teniendo ahora concentraciones de tres o cuatro días cada dos semanas con la selección y en mayo viajábamos a Japón antes de los Juegos para probar el campo y jugar algún amistoso. En Sierra Nevada teníamos otra concentración y luego ya era el viaje a Japón a principios de julio», detalla. «Estos días teníamos también una concentración en Holanda desde el domingo al miércoles para jugar contra Nueva Zelanda, pero tampoco podemos ir», añade.

Pero Begoña García no solo ha visto afectado su calendario internacional. La zaragozana reside habitualmente en Madrid, donde cursa estudios universitarios además de formar parte del equipo Club de Campo de la capital, que lideraba la clasificación antes de la suspensión de estas dos jornadas de la Liga. «Este fin de semana jugábamos en Terrasa y el siguiente contra el Polo en Madrid», asevera. «En Liga íbamos muy bien y mi año estaba yendo muy bien. En la Universidad tenía ahora algo más de tiempo al no tener tantas cosas y con el hockey también estaba muy bien, llevaba bastantes goles, de las que más de la Liga y además muy contenta porque ganamos la Copa de la Reina en diciembre», expresa. Begoña García también señala que «si se suspenden muchos más partidos de Liga no va a haber tiempo para jugarlos. Ya no teníamos ningún fin de semana libre y ahora menos aún. Entonces o no se juegan algunos partidos o se adelanta la ‘Final four’, pero aún no sabemos nada de eso».

Confinamiento en Marbella

La zaragozana se encuentra actualmente en Marbella tras abandonar la semana pasada la capital al empeorar la situación con la epidemia de coronavirus. «Antes de que se pusiera todo tan mal decidí venir aquí con mi novio que tiene un apartamento en la ciudad. Estamos tranquilos aunque seguimos sin salir y ahora a esperar que pase y ver qué nos van diciendo. La situación en el sur no es tan difícil como en Madrid, pero mejor prevenir que curar», señala. Begoña García explica que está viviendo estos momentos con «bastante incertidumbre» ya que «al principio todos pensábamos que no iba a ser tan grave». «La semana pasada cuando estábamos en Madrid un día suspendieron las clases de la Universidad, otro cerraron el Club de Campo y no podíamos entrenar y al siguiente suspendieron todas las ligas nacionales y también una Liga europea que iba a haber en Semana Santa», relata.

Begoña García confiesa que de momento se encuentra «tranquila» ya que según apunta «no conozco a nadie que lo haya tenido ni nadie que conozca tiene algún conocido con el virus». «Si me toca más de cerca pues igual un poco más agobiada, pero de momento estoy tranquila», afirma la zaragozana. Begoña García cuenta también qué hace para sobrellevar el quedarse en casa: «Estamos viendo películas, cocinando y jugando a las cartas. También hacemos algo de estiramientos y ejercicio en casa porque hasta nuevo aviso estamos totalmente parados y nos mandan desde el club algo de físico, pero al no poder ir al gimnasio o salir a la calle estamos un poco limitados».

Etiquetas
Comentarios