Despliega el menú
Deportes

nieve

El novedoso splitboard se abre paso en el Pirineo aragonés

Benasque alberga este fin de semana un festival que divulga esta disciplina, en la que la tabla tiene la mitad de las dimensiones de la del snowboard.

Practicantes de splitboard en el valle de Benasque.
Practicantes de splitboard en el valle de Benasque.
Guías del Valle de Benasque

Todo está preparado en Benasque para la celebración durante este sábado y domingo de la tercera edición del Pirineos Splitboard Festival, un certamen especializado que nació para divulgar en nuestro país el snowboard de montaña, una novedosa disciplina del mundo de la nieve también conocida como splitboard. Según explica David Pujol, de la Compañía de Guías de Montaña Valle de Benasque, el splitboard propiamente dicho es una tabla de snowboard cortada literalmente por la mitad en sentido longitudinal.

Estas dos mitades se transforman en esquís que, al incorporarles pieles de foca, permiten a los practicantes progresar sobre la nieve como lo hacen los esquiadores de montaña. Para bajar por las laderas nevadas, las dos mitades del splitboard se vuelven a juntar creándose de nuevo una tabla de snowboard normal. "El concepto nace de la necesidad de utilizar la misma tabla de surf de nieve para desplazarse por allí, sin tener que cargarla a la espalda", explica Pujol apuntando que con una splitboard, "se consigue que cualquier practicante pueda entrar con normalidad en el mundo de las modalidades de travesía como en esquí o telemark".

«En la práctica, el splitboard nos facilita la progresión en montaña como si se tratase de esquís de travesía», abunda, destacando que técnicamente ambas modalidades son muy similares «con la ventaja de tener más superficie de tracción y así hundirte mucho menos sobre mantos profundos, pero con el inconveniente de las travesías en pendiente con nieve dura donde los apoyos han de ser precisos por la falta de rigidez en el canting, siendo incluso necesario usar las cuchillas adicionales». 

La utilización de las primeras tablas partidas se remonta a principios de los 90 del pasado siglo. Por entonces, en Utah la casa Voile fabricó un sistema de soporte y, a la vez, enganche compatible tanto para fijaciones de bota dura como blanda. A partir de ese momento empezaron a evolucionar las primeras tablas de travesía creando una tendencia con cada vez mayor número de adeptos pero que dejó perpleja a la industria del snowboard ya que en sus inicios nadie apostaba por esta modalidad mixta y ambigua, sin darse cuenta que abría un auténtico mundo de posibilidades a los amantes del snowboard de montaña.

El splitboard aún tardó un tiempo en hacer se popular fuera de las fronteras estadounidenses llegando a nuestro país hace poco más de un década. Aquí encontró un grupo de adeptos fieles y con vocación proselitista. Varios de ellos crearon la Asociación Splitboard Pirineos que desde hace tres años convoca el Pirineos Splitboard Festival, único certamen de sus características que tiene lugar en el entorno pirenaico aragonés.

Su coordinador, Kiko de la Rosa, señala que se trata de un proyecto que nació con vocación de futuro y con el que sus promotores buscan tanto crear una comunidad de aficionados en torno al splitboard como ofertar a neófitos y futuros practicantes una introducción a la formación técnica de la modalidad y a la seguridad de su desempeño en la montaña. "Pretendemos hacer promoción de un deporte que surge de la unión del snowboard freeride y la parte técnica del ascenso de montaña, que hoy en día se conoce todavía muy poco en nuestro país y que tiene un indudable potencial de crecimiento ya que permite la práctica del snowboard más allá del espacio delimitado de las estaciones de esquí", comenta.

En su cita benasquesa, el festival propone la realización de rutas guiadas o la celebración de charlas especializadas en temas como el material deportivo específico, la nutrición o la nivología y los factores que propician el  riesgo de aludes. También se van a celebrar unas proyecciones de cortometrajes abiertos al público este sábado 29 de febrero en el auditorio del palacio de los Condes de Ribagorza y se instalarán diversos stands informativos donde estarán representadas las principales marcas de este pujante sector.

Etiquetas
Comentarios