Despliega el menú
Deportes

LaLiga denuncia los cánticos de "Ramos, muérete" en El Sadar

Además de insultos, desde la grada del feudo rojillo se lanzó un mechero contra el capitán del Real Madrid que no llegó a impactarle.

Soccer Football - La Liga Santander - Osasuna v Real Madrid - El Sadar Stadium, Pamplona, Spain - February 9, 2020 Osasuna's Enric Gallego in action with Real Madrid's Sergio Ramos REUTERS/Vincent West [[[REUTERS VOCENTO]]] SOCCER-SPAIN-OSA-MAD/REPORT
Imagen del partido (Osasuna-Real Madrid) donde ocurrió el incidente.
VINCENT WEST

LaLiga ha remitido un escrito al Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (FEF) en el que denuncia los cánticos violentos e insultantes proferidos el pasado fin de semana en el estadio de El Sadar contra Sergio Ramos durante el duelo que midió a Osasuna con el Real Madrid, correspondiente a la vigésimo tercera jornada y que terminó con victoria visitante por 1-4.

Un choque cargado de tensión en el que la afición rojilla cargó en diversas fases contra el capitán del Real Madrid, que llegó a escuchar gritos de "Ramos, muérete" tras marcar de cabeza en el minuto 37 el gol que significaba el 1-2 en una acción de estrategia en la que Casemiro sirvió la bola con la testa al '4' para que el central rematase a bocajarro.

El sevillano, silbado desde el minuto 1, había sufrido especialmente la ira de la hinchada local a raíz de una dura entrada a Rubén García que el árbitro Gil Manzano no sancionó con cartulina, para indignación de la parroquia rojilla, y luego protagonizó un rifirrafe con Unai García justo antes de que se botase el córner que derivó en el tanto que puso por delante a la escuadra de Zinedine Zidane. Una diana que celebró con rabia el internacional español, señalándose el dorsal y su nombre, para irritación de la parroquia osasunista, que llegó a lanzarle un mechero sin que le impactara.

El escrito de LaLiga refleja que los cánticos contra el Real Madrid, sus seguidores y su capitán procedieron de unos 400 aficionados situados en la grada baja del fondo sur, accesos 12 y 13, que estaban parapetados tras sendas pancartas con los lemas '1987' y 'Lizarra'.

También hubo insultos contra Roman Zozulya, futbolista ucraniano del Albacete, similares a los que sufrió en el partido de la vigésima jornada de Segunda contra el Rayo Vallecano, que tuvo que ser suspendido en el descanso el pasado 16 de diciembre por este motivo. A raíz de estos incidentes, Osasuna emitió "un mensaje a través de la megafonía del estadio, solicitando respeto y deportividad", según recuerda LaLiga, que alude a las medidas para la prevención de la violencia adoptada por el club navarro.

Incidentes en el Villamarín

Asimismo, LaLiga ha denunciado varios incidentes acaecidos en el enfrentamiento entre el Betis y el Barcelona del pasado domingo en el Benito Villamarín. Hace constar que antes del choque, medio millar de seguidores locales insultaron a un joven que llevaba una camiseta del Sevilla y que tuvo que abandonar la zona en la que estaba acompañado por la Policía Nacional. Posteriormente, hubo cánticos contra el cuadro de Nervión procedentes de unos 500 hinchas verdiblancos ubicados en la grada de animación.

Ya durante el partido, se produjeron insultos al árbitro de la contienda, el murciano Sánchez Martínez, y se lanzaron objetos al terreno de juego en el minuto 76 tras la expulsión del centrocampista francés del Betis Nabil Fekir, entre ellos botellas de plástico y algún tapón, que fueron retirados por los recogepelotas y no impactaron en nadie. El colegiado reflejó estos últimos hechos en el acta y se lo comunicó al delegado del feudo de Heliópolis para que se emitiera el correspondiente mensaje por megafonía. Por último, se registraron cánticos contra Clément Lenglet, defensa francés del Barcelona, cuando tuvo que abandonar el césped una doble amarilla.

Etiquetas
Comentarios