Despliega el menú
Deportes

deportes

Andrea Esteban: "Quiero que en Teruel el fútbol dé oportunidades a las jugadoras"

Las lesiones rompieron el sueño de esta turolense promesa del fútbol femenino. Lejos de hundirse, ha creado una escuela y un torneo al máximo nivel.

Andrea, en el campo de fútbol turolense de Pinilla.
Andrea, en el campo de fútbol turolense de Pinilla.
Jorge Escudero

Era la promesa del fútbol femenino de Primera División hasta que el pasado mes de abril, con 23 años, anunció su retirada por las lesiones en las rodillas. ¿Lo ha superado?

Estoy mejor, pero no lo he superado ni creo que lo logre. Sigo pensando como futbolista y siempre tendré la espinita clavada de qué hubiera pasado si las lesiones me hubiesen respetado como jugadora. Es muy duro, ahora en agosto, ver cómo todos los equipos empiezan a preparar su temporada. De todos modos, llevaba un tiempo asimilándolo porque, desde 2011, pasé por quirófano diez veces.

¿Hasta dónde le hubiera gustado llegar?

Me hubiera gustado jugar un Mundial. Nunca se sabe, porque todo cuenta, también la mente, pero tenía las de llegar. Fui la jugadora más joven del país en debutar en Primera División, lo hice en el Levante al cumplir 15 años. Luego me subieron a la selección española sub-17. Allí había compañeras que compartían vestuario con la selección de esos años, que actualmente han vivido un mundial.

El fútbol femenino en España está en alza. Hasta sale en los telediarios.

Hay un ‘boom’ a nivel de medios de comunicación que refleja la situación social de la mujer. Creo que en España ya es una realidad, las jugadoras ya son profesionales y empiezan a vivir de ello, ya hay más dinero, más apuestas. El camino es bueno y hay que aprovecharlo. Yo lo que quiero es que esa realidad llegue a Teruel.

Pero en otros países el fútbol femenino es profesional desde hace tiempo. ¿Por qué se ha tardado tanto en nuestro país?

Todo este movimiento reivindicativo de la mujer en España ha llegado hace nada. En Alemania, hay un equipo de Champions League, el Wolfsburgo femenino, que tiene su propio estadio. Nosotras aún estamos dentro de clubes que utilizan el de su filial para jugar. Pero creo que ya se está viendo que la mujer tiene cabida en el fútbol, que podemos atraer gente y crear dinero para quienes apuestan por nosotras.

Tras su obligada retirada, logra reinventarse dentro del mundo del fútbol. Es seleccionadora y dirige una escuela de fútbol femenino en Teruel. ¡Vaya fortaleza!

El fútbol es mi vida y quiero seguir ligada a él. Si no puedo jugar, estaré en el banquillo dirigiéndolo. Soy seleccionadora sub-15 femenina. Entreno a la mejor generación de la Comunidad Valenciana.

Su escuela de fútbol en Teruel ha pasado de 13 jugadoras en 2014 a 55 actualmente, un éxito.

Sí. Quiero que el fútbol femenino crezca y que en Teruel las jugadoras tengan la oportunidad que yo no tuve. De niña, yo tenía que ir a Valencia a diario para entrenar y competir al máximo nivel. Mi padre podía llevarme, pero no todas tienen esa suerte.

Cuenta que se sacó el Bachiller y la Selectividad en el coche, estudiando mientras iba y venía a Valencia.

Sí, hacía mil kilómetros semanales. Salía a las tres de la tarde de Teruel y regresaba a las diez. Fue mucho esfuerzo, pero no tenía otra opción. En Valencia no hay opción de residencias para niñas.

Teruel es tierra de futbolistas internacionales, con Luis Milla, Silvia Meseguer o Adriana Martín. ¿A qué cree que se debe?

Yo digo siempre que al jamón, ¡ja, ja!. Es verdad que los jugadores de Teruel hemos apostado siempre por llegar al máximo nivel.

¿Cuál es su futbolista preferido?

Mi ídolo, desde pequeña, es Fernando Torres. Mi padre ha sido siempre del Atlético de Madrid y yo me fijaba en campeones masculinos. Precisamente, el objetivo del primer torneo de fútbol femenino de Primera División que organicé el sábado 10 de agosto en Teruel es que las niñas conozcan a sus ídolos femeninos.

¿Ni Cristiano ni Messi?

¡Qué va!, ¡qué va! Esos fuera. Sobre todo Cristiano, que fuera del campo no es una buena imagen para los pequeños.

Etiquetas
Comentarios