Despliega el menú
Deportes

Simon Yates abre los Pirineos y los favoritos se reservan para la crono

La primera etapa pirenaica no propició ninguna lucha entre los favoritos, que guardaron sus fuerzas para la etapa cronometrada de 27,2 kilómetros en Pau.

Simon Yates, exultante tras conseguir la victoria en la etapa del miércoles.
Simon Yates, exultante tras conseguir la victoria en la etapa del miércoles.
CHRISTIAN HARTMANN/Reuters

El vigente campeón de la Vuelta a España, el británico Simon Yates, estrenó los Pirineos con su primera victoria en el Tour, al superar en un esprint entre tres al español Pello Bilbao y al austríaco Gregor Mühlberger, compañeros de fuga en una jornada de bandera blanca en la lucha por la general.

Yates, de 26 años, octavo en el Giro, tiró de astucia para ganar y unirse al club de vencedores de etapa en las tres grandes. No era el más rápido ni el más potente, pero le ganó el pulso a Bilbao y Mühlberger al entrar en cabeza en la última curva y arrancando con una ventaja que resultó decisiva.

Triunfó con un tiempo de 4h57.53 en el trayecto de la duodécima etapa, entre Toulouse y Bagnères de Bigorre. Poco a poco fueron cruzando los componentes de la multitudinaria escapada que marcó la jornada, mientras que el pelotón se presentó en meta con un retraso de 9.35 minutos.

No hubo un solo rasguño entre los hombres de la general. Llegan jornadas complicadas con la crono de Pau de este jueves y la meta en el Tourmalet, y hay que ahorrar fuerzas. Lo dijo Mikel Landa en meta: "Todos pensamos en lo que viene y no nos hemos animando, hay que guardar energías". Opinión compartida por Enric Mas, sexto y primer español en la general. "Mañana –por hoy– viene un día duro. Habrá diferencias".

Así que todos los favoritos entraron de la mano, sin variar las posiciones. El francés Julian Alaphilippe aguanta de amarillo y quiere seguir de líder tras la crono. A la espera del asalto le siguen los hombres del Ineos, Geraint Thomas y Egab Bernal, a 1.12 y 1.16. Y con relación a Thomas espera su oportunidad Mas a 34 segundos, Adam Yates a 34, Nairo Quintana a 52, Pinot a 1.21 y Mikel Landa a 3.03.

La etapa salió histérica con múltiples intentos de fuga. Finalmente se marcharon 40 corredores, entre ellos tres españoles: Iván García Cortina, Imanol Erviti y Pello Bilbao. En el viaje un triple campeón mundial con el maillot verde, Peter Sagan, el campeón olímpico en ruta, el belga Greg Van Avermaet, el ganador de la Vuelta Simon Yates, clásicómanos y varios esprínteres, como Kristoff, Colbrelli y Trentin.

Subiendo la Hourquette D’Ancizan (9,9 km al 7,5) atacó Simon Yates con decisión para alcanzar al australiano Simon Clarke,que iba escapado, y puntuar en cabeza. Bajando se unieron Mühlberger y el vasco Pello Bilbao, dispuesto a estrenarse en el Tour y sumar una victoria a las 2 alcanzadas en el Giro.

Solo restaba el descenso hasta la meta de Bagnères de Bigorre. Los tres hombres de cabeza abrieron distancia suficiente para jugarse la etapa entre ellos. En teoría Mühlberger era el más rápido, pero no siempre se cumplen esos pronósticos. En el último kilómetro empezaron a mirarse. Nadie quería lanzar la primera piedra. Yates jugó la baza táctica. Atacó, cogió la posición y venció.

Etiquetas
Comentarios