Deportes

esquí

Del refugio de Góriz al cielo de Ordesa y Monte Perdido

La campeona del Mundo Mireia Miró encadenó el año pasado los tresmiles más emblemáticos del Parque Natural, una historia que se recoge en un documental que se estrena esta tarde.

Documental "Ordesa, cerrando el círculo", con Mireia Miró

Con apenas 18 años, Mireia Miró llegó al refugio de Góriz. Allí trabajaría durante un verano que, al final, terminaron siendo siete. La esquiadora catalana, que ya llevaba dos años entrenando con la selección española, se enamoró del entorno del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Conoció sus secretos, sus rincones más escondidos y su encanto de la mano de Joan María Vendrell, el guarda del refugio. Aprendió el oficio y se hizo esquiadora de montaña. Progresó tanto que, en 2011, se proclamó campeona del Mundo en Italia. Ganó títulos y trofeos de todo tipo. Fue reconocida como deportista de primer nivel. Pero en su mente siempre había quedado un reto pendiente: encadenar en un día con esquís los tresmiles más emblemáticos de Ordesa y Monte Perdido.

"Ordesa es el sitio más especial de los Pirineos. En Góriz descubrí todos los secretos del monte y allí me siento como en casa. Este reto es un pequeño sueño que fuimos forjando en las tardes en el refugio", explica Miró. Y el año pasado, en abril, lo cumplió. "Se dieron las condiciones para poder hacerlo y lo logré acompañada de Joan María Vendrell y Marta Riba, ambos guardas de Góriz", relata. Del refugio (2.200 metros), esquiarían a Punta de las Olas (3.002 metros), Soum de Ramond (3.257 metros), Monte Perdido (3.355 metros), Cilindro de Marboré (3.325 metros), Pico Marboré (3.248 metros), los tres Picos de la Cascada (3.100 metros), Espalda de Marboré (3.073 metros), Torre de Marboré (3.009 metros), Casco de Marboré (3.006 metros), Taillón (3.144 metros) y Picos de Gabietos (3,034 metros) antes de regresar de nuevo a Góriz en un recorrido circular.

"Para realizar una ruta de este tipo no te sirve un track ni un mapa, tienes que conocer el terreno", apunta la esquiadora. "Poder hacer todo este recorrido en un día es algo espectacular, todo dentro de un ambiente puramente alpino", amplía. En total, fueron 14 cimas, 32 kilómetros con casi 3.000 metros de desnivel positivo acumulado que completaron en 8 horas y media ininterrumpidas y que recogió la productora Lymbus en un documental de diez minutos que se estrena esta tarde bajo el título de 'Ordesa, cerrando el círculo'. "Tuvimos un día y unas condiciones extraordinarias. Lo disfrutamos mucho y estamos muy contentos del resultado del documental. Las imágenes son espectaculares”, señala Miró.

El documental al completo lo grabaron en apenas dos días con cuatro cámaras. "Fue mi última gran salida con esquís de travesía. Ahora trabajo en Barcelona y fue una forma preciosa de cerrar el círculo con Góriz", concluye orgullosa la esquiadora de 31 años.

Etiquetas
Comentarios