Despliega el menú
Deportes

fútbol segunda división

El Extremadura, un rival lanzado

El próximo adversario del Real Zaragoza amenaza con una racha de cinco victorias consecutivas.

Los jugadores del Zaragoza, en la sesión de entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva
Los jugadores del Zaragoza, en la sesión de entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva
Guillermo Mestre

La visita al campo del Extremadura quedó fijada tiempo atrás como la referencia más estable a la hora de abrochar la permanencia del Real Zaragoza en la Segunda División. Establecida en el calendario liguero a solo cinco fechas de la clausura de la competición, se llegó a sugerir incluso una distancia de seguridad para afrontar ese teórico trascendental careo. En cierto modo, después de perder a su goleador, Enric Gallego, todo el mundo daba al equipo de Almendralejo como condenado al descenso a Segunda B. Sin embargo, el avance paulatino de las jornadas ha alterado el guión previsto. Ni el Extremadura ocupa en estos momentos plaza de descenso, ni el Zaragoza cuenta con más puntos que los extremeños. Es más, el conjunto aragonés incluso afrontará la reunión del próximo sábado sobre el estadio Francisco de la Hera con menos puntos que su rival.

Esta modificación de planes descansa esencialmente sobre la súbita reacción del Extremadura. Más que el Extremadura, parece el Bayern de Almendralejo... La racha que acumula es extraordinaria, con cinco victorias consecutivas que lo han rescatado de las brasas del descenso y lo han instalado en la decimocuarta plaza de la tabla, con 45, uno más que el Real Zaragoza. El último triunfo llegó el pasado sábado en Tarragona, donde superó al Nástic (0-1), con el gol firmado por el exzaragocista Alfredo Ortuño en el minuto 83.

La racha, no obstante, arrancó mucho antes. La última derrota acaeció ante Osasuna en El Sadar de Pamplona (1-0) el 31 de marzo. La serie victoriosa nació el 6 de abril, con un triunfo en casa ante el Almería (1-0), con gol de Lolo. Esa noche aún se acostó en posición de descenso, en la decimonovena estancia, con 33 puntos, uno menos que el Lugo, entonces salvado con 34. En la siguiente jornada, el Extremadura cantó victoria en La Rosaleda de Málaga (1-2), anotando Lolo y Pardo. Esa victoria tampoco le permitió escapar del descenso en esa fecha, pues el Lugo goleó en Córdoba (0-4). Por fin huyó del descenso el Extremadura el 21 de abril, con otro triunfo de jerarquía, en esta ocasión junto a las playas de Riazor (1-2). Marcaron Olabe y Pardo para elevar la suma hasta los 39 puntos, dos más que el Lugo. Otro triunfo como local, el 27 de abril ante el Tenerife (1-0), con el tanto de Kike Márquez, le regaló un bonito y cómodo colchón de cinco puntos sobre la cota del descenso, que la continuaba y continúa delimitando el Lugo. Con 42 puntos visitó el sábado el Nou Estadi. El gol de Ortuño esculpió la victoria y engordó la cuenta hasta los 45, cantidad con la que aguardará el próximo sábado a un Zaragoza que viene de obtener un triunfo afortunado en Córdoba (0-3) y de rendirse a la lógica ante el Deportivo (0-1).

Cuatro entrenadores

Recién ascendido a Segunda División A desde el pozo de la Segunda B, el banquillo del Extremadura ya ha conocido cuatro entrenadores en el actual curso. Inició la temporada Juan Sabas, antaño ratonero extremo del Rayo Vallecano. Aguantó hasta la jornada número 13, fecha en la que le sustituyó Antonio Rodríguez ‘Rodri’, que fuera segundo entrenador del Zaragoza con Raúl Agné.

Rodri cesó al finalizar la jornada 26. En la jornada 27 asumió la función de entrenador Eduard Vílchez, concluyendo su periplo en esa misma fecha. En las últimas ocho jornadas la gestión del grupo la ha desarrollado Manuel Alfredo Mosquera Bastida. Con este técnico, el Extremadura ha escapado del descenso. Y eso que ya no cuenta en su nómina desde enero con Enric Gallego, el hombre que cuatro meses después continúa siendo el máximo goleador de la categoría, con 15 goles en su haber. Sin ese peligro, el Extremadura continúa conservando el peligro que subraya su racha.

Eguaras, golpe en la zona lumbosacra

El futbolista Íñigo Eguaras sufre un fuerte traumatismo en la zona lumbosacra. El navarro tuvo que ser retirado en camilla en el minuto 71 del encuentro disputado el pasado sábado ante el Deportivo de La Coruña. El jugador navarro fue trasladado al Hospital Quirón de Zaragoza tras finalizar el encuentro ante el cuadro gallego, donde se le realizaron las pruebas médicas. El centrocampista queda pendiente de evolución.

Además de sufrir esta nueva dolencia, el jugador no podrá jugar el próximo sábado ante el Extremadura del Almendralejo, pues vio la quinta tarjeta amarilla ante el conjunto gallego. Eguaras no será el único jugador sujeto a sanción. El central Alberto Guitián tampoco podrá ser alineado por Víctor Fernández, pues también vio la quinta tarjeta amarilla en el encuentro ante los gallegos. Para suplir al central cántabro, el técnico ya apuntó en la rueda de prensa del pasado sábado la posibilidad de alinear a Álex Muñoz, que formaría tándem en el centro de la zaga con el defensa portugués Verdasca.

Etiquetas
Comentarios