Despliega el menú
Deportes

atletismo

Los hermanos Puyuelo y Clara Playán reinan en la Media Maratón de Zaragoza

Víctor Puyuelo y Clara Playán se llevan el triunfo de una carrera en la que participaron 3.400 corredores.

Con una entrada triunfal en la emblemática plaza del Pilar, los hermanos jacetanos Víctor y Alberto Puyuelo, del CA Oroel, coronaron la 22ª edición de la Media Maratón de Zaragoza disputada este domingo, tal y como estaba previsto por su condición de favoritos en los días previos del evento. Fue Víctor, el pequeño de la singular pareja, el que se subió al primer cajón del podio. En categoría femenina, Clara Playán, corredora y duatleta del Stadium Casablanca, llegó con honores de campeona a la meta después de atacar los 21 kilómetros y 97 metros de la prueba con poderío desde los primeros compases.

La cita, cuyo índice de participación se fijó finalmente en 3.400 runners venidos desde diferentes puntos del país, no defraudó a una afición entregada, que desde las 9.00 de la mañana -hora de salida en Echegaray y Caballero-, se agolparon en la ribera del río Ebro para insuflar de ánimo al pelotón con los leones del Puente de Piedra como privilegiados vigilantes. 

Víctor Puyuelo, quien revalida la victoria en su segunda participación consecutiva, se mostró "muy contento" a su llegada. "El año pasado era mi debut en esta Media Maratón y conseguí arrebatarle el primer puesto al atleta africano Mohammed Koula. Esta edición, Alberto -tercero en 2018- y yo volvíamos con la misma intención y finalmente lo hemos conseguido. Estamos bastante bien de forma y aunque no es nuestro mejor estado, somos muy peleones y cualquiera de los dos podía ganar", comentaba el aragonés mientras recuperaba el aliento. Su hermano y entrenador, Alberto, secundó las sensaciones del ganador: "Ambos sabemos cómo estamos más o menos, pero él está un punto por encima. Hemos venido a luchar, nos hemos conseguido escapar los dos y entre hermanos es mejor ayudarse, en vez de darnos palos corriendo. Nos llevamos muy bien", explicó.

La primera fémina en llevarse los aplauso de los últimos metros, Clara Playán, que también contaba con muchas papeletas de alzarse con el triunfo en las horas previas, reconoció la dificultad de una carrera que encabezó desde el primer momento: "He salido fuerte, demasiado, y lo mejor es aflojar cuando una nota que se pasa de ritmo para poder dar ese plus al final. Los primeros minutos han sido una agonía total, pero después, con tanta gente tanta animando, te vienes arriba y he disfrutado mucho", ponderó con una sonrisa.

Además, para ponerle la guinda al acontecimiento, el tiempo acompañó, un cielo y temperatura de sobresaliente. Esto animó a los curiosos transeúntes y aficionados del deporte, fundamentales para alentar a los atletas. Los hermanos Puyuelo coincidieron en la importancia del ambiente: "Esta media tiene un ambiente increíble y tener una prueba así, para Aragón y Zaragoza, debe ser un orgullo. Zaragoza es una pasada, hay mucho nivel de atletismo y muchos 'runners'. Ha hecho un día espléndido y nos hemos sentido muy arropados por el ánimo de la gente", comentaron.

Etiquetas
Comentarios