Despliega el menú
Deportes

Aspirantes a la gloria en el ring

Los zaragozanos Ezequiel Gurría (peso wélter) y Jonathan Valero (superwélter) buscan en el ring el esperado combate con el que conquistar los títulos nacionales.

Jonathan Valero y Ezequiel Gurría, en el gimnasio Dojo Zaragoza
Jonathan Valero y Ezequiel Gurría, en el gimnasio Dojo Zaragoza
Toni Galán

En el gimnasio Dojo Zaragoza del popular barrio de Las Fuentes, dos boxeadores alzan los puños: Ezequiel Gurría y Jonathan Valero. Dos aspirantes a la gloria. El primero sueña con coronarse el mejor del país en la división superwélter; el segundo, atrapar el ansiado Campeonato de España en peso wélter. Sergio Lavandera tutela a estos dos púgiles, que se han hecho un nombre como profesionales y ansían dejar su huella en la historia del boxeo aragonés. "Lo que somos se lo debemos al boxeo. No tenemos límites", responden los protagonistas.

Con 25 años, Gurría está considerado como uno de los jóvenes boxeadores emergentes y con más proyección a nivel nacional dentro de su categoría. El zaragozano disputó su primera pelea como profesional, el 18 de mayo de 2016, contra el madrileño Catalin Criste y firmó su primera victoria. Fue, además, su primer KO (nocaut). El segundo llegó el pasado sábado en León, cuando tumbó al letón Valentin Kotosovs, su primer rival internacional, para mantener su inmaculado récord en estos tres años: diez combates saldados con otras tantas victorias. Es el camino necesario para acercarse al Campeonato de España. "Ahora, por ranquin, solo puedo ser yo el aspirante. Pero hay que esperar a ver qué hace el actual campeón, el valenciano Jorge Fortea, que pelea este sábado en Marbella por el Intercontinental. Si lo deja vacante, habrá que esperar movimientos", explica.

Púgil de "muchos recursos y estilista", Ezequiel Gurría considera que su mayor virtud en el cuadrilátero es su golpeo. "Soy diestro pero boxeo de guardia zurda. Aunque mi golpe definitivo es el golpe al hígado. Lo llevamos trabajando y se me da bien", recalca el deportista, que se inició en el boxeo con 15 años. "Tuve una lesión de rodilla y un amigo que practicaba boxeo me animó a probar. Me enganchó y aquí estoy. Soy de los pocos que viven del boxeo; doy clases y entreno varias veces al día. Es mi pasión", afirma el boxeador que, además de trabajar con Lavandeira cuenta con el apoyo del preparador físico Pablo Iniesta y de su hermano, Jesús, en la esquina del ring. En una década, su palmarés se ha nutrido con 43 combates amateurs, tres campeonatos de España y varias concentraciones con el equipo olímpico nacional. Ahora, tras su victoriosa racha, aspira a dar el golpe definitivo y una alegría a su familia, que apoya su ilusión: "Me gustaría pelear por el título ante mi afición".

Jonathan Valero, "agradecido al boxeo"

Con 30 años recién cumplidos, Jonathan Valero encabeza la lista de aspirantes a la corona nacional de los pesos wélter. Desde que el 15 de julio de 2014 debutara como profesional con sensación agridulce –"tenía fiebre y no pude rendir al máximo, pero fue un día feliz"–, el aragonés siempre sube al ring con la ambición del ganador. "Estoy muy agradecido al boxeo, me lo ha dado todo. De niño era un poco problemático, malas amistades... He dado un cambio brutal: tengo mujer y una niña, todo cobra sentido", relata Valero, que se inició en el kickboxing. "Como no avanzaba, me apunté a boxear. Mi padre había hecho algunas peleas. En 2010 decidí centrarme y con Sergio Lavandera doy el salto a profesional", evoca. Desde su estreno suma nueve victorias (cuatro KO) y cuatro derrotas, la última el pasado 26 de octubre, cuando intentó arrebatarle el cinto de campeón de España wélter al asturiano: "Tuve una fractura en el hueso orbital. El árbitro decidió parar en el cuarto asalto y él retuvo el título por KO técnico".

Ahora, Jonathan Valero necesita cumplir con la hoja de ruta para volver a figurar en la pelea que otorga el premio de más valor. Para ello, el zaragozano tiene que sumar un nuevo éxito, en este caso en la velada que se celebrará este sábado (a partir de las 18.00) en el pabellón de Salesianos de Zaragoza, en la velada organizada por Serpabox, donde tendrá enfrente del ring al nicaragüense Santos Medrano -10V (3KO)/61D/4N-. "Si le gano, las posibilidades de hacer el Nacional son altas", asegura Valero, que tratará de explotar en el cuadrilátero sus principales poderes: "Soy un boxeador con mucho coraje, corazón, tiro de rabia. Soy cazador, agresivo... un fajador".

Velada en Salesianos el 16 de febrero

El pabellón de Salesianos de Zaragoza acoge este sábado, día 16, una velada organizada por Serpabox, que tiene como cabeza de cartel la pelea profesional entre el zaragozano Jonathan Valero (9V/4D/3KO) y el nicaragüense Santos Medrano -10V (3KO)/61D/4N-. El otro combate profesional del la gala está protagonizado por el ligero rumano Marius Istrate, que se enfrentará al argentino Edisson Boudiwan. Además, el programa deportivo, que arrancará a las 18.00, presenta ocho peleas amateurs con púgiles zaragozanos como protagonistas.

Etiquetas
Comentarios