Despliega el menú
Deportes

Club Ciclista Iberia: El regreso del Decano

Las avispas vuelven al ataque. El añejo Club Ciclista Iberia ha vuelto a las carreteras de manera profesional.

El Club Ciclista Iberia enfrente del Palacio de Congresos de Zaragoza.
El Club Ciclista Iberia enfrente del Palacio de Congresos de Zaragoza.
Heraldo

'Cuesta arriba o cuesta abajo, echa siempre por el atajo'. El histórico Club Ciclista Iberia acude al viejo refranero español para escenificar su regreso a las carreteras y caminos. Porque este decano del músculo viajero y deportivo aragonés se conoce cada rincón de la geografía nacional. Las avispas, que desde finales de 2017 vienen reflotando su actividad con la entrada de nuevos gestores al equipo directivo, han vuelto a la competición de manera casi definitiva.

Club Ciclista Iberia

Lo hacen con un equipo élite sub-23, cuyo estreno tomó forma el fin de semana pasado en la Vuelta Internacional al Valle del Guadalentín, la antigua Vuelta a Murcia. Una expedición formada por siete ciclistas a la que se sumó el belga Tomás Petit, fichado para la ocasión. "Estábamos en barbecho. El club cesa su rendimiento en 2009 y esto no podía seguir así. Varios valientes nos aferramos al sentimiento y lo pusimos en marcha de nuevo", cuenta Pedro García, vicepresidente de la entidad. El próximo reto: la Vuelta a Alicante.

Año y medio después de las primeras reuniones entre aquellos nostálgicos, los objetivos a medio plazo quedaron bien definidos con la intención de recuperar el terreno perdido. La hoja de ruta del resurgir por la que se apuesta pone el foco en actividades formativas y el crecimiento de la cantera, como antaño. Salir adelante desde una línea "sensata y humilde" para llegar a metas más ambiciosas. Un proyecto rejuvenecido que dio sus primeros pasos en las redes sociales. Para empezar, la forma de recuperar a los viejos socios y ganar nuevos adeptos era dar visibilidad y difusión a un club casi extinguido. "Fijamos un calendario de salidas los fines de semana y la gente se fue enganchando", añade García.

En este proceso revitalizador han participado figuras como Miguel Indurain inclusive. El pentacampeón del Tour de Francia compartió en abril de 2018 un entrenamiento con 65 corredores del Iberia al que acudieron 800 clubes españoles, que se sumaron al recorrido entre Las Pedrosas y Sierra de Luna. Cada uno, con su granito de arena, apoya para que el maillot avispa navegue cada día con más fuerza. Financieramente, la entrada de sponsors como Servylimp, patrocinador del equipo élite, son su principal aval. Actualmente, la cartera de socios del club se cifra en alrededor de 160.

Con la historia de su parte

El decano Club Ciclista Iberia nació el 24 de marzo de 1924 como sección de aquel romántico equipo de fútbol de Zaragoza, el Iberia Sport Club. A base de proyectos, iniciativas y éxitos, se fue gestando un modelo que el virus de la bicicleta emularía en años venideros. A día de hoy, ya son 138 los grupos federados en Aragón y numerosas las pruebas que en la comunidad se disputan a todos los niveles, algunas de ellas creadas por el club avispa en tiempos pretéritos, como el Criterium Internacional de Zaragoza o el Gran Premio de la propia ciudad.

Club Ciclista Iberia

Su prestigio ha sido reconocido por la Federación Española de Ciclismo con una medalla de oro y otra de plata. Referente de la cantera ciclista aragonesa, el club fue evolucionando al mismo ritmo que la edad contemporánea. La creación de la Vuelta a Aragón en octubre de 1939, tras un acuerdo con el diario Amanecer, marcaría un antes y un después en la trayectoria del club. Pioneros de una carrera que se disputará el próximo mes de mayo después de su regreso el curso pasado.

Etiquetas
Comentarios