Despliega el menú
Deportes

Diego Royo: "'Campeones' es divertida, pero hablar de discapacidad es algo muy serio"

Diego Royo Laviña (Zaragoza, 1977) es educador social y entrenador de los Hispanos del Carmen, premio de la Federación Española de Balonmano.

Diego Royo no oculta sus argumentos
Diego Royo no oculta sus argumentos.
Francisco Jiménez

La película ‘Campeones’ está de moda. Arrasa en los Premios Forqué, estuvo en la criba de los Óscar, nominada a los Goya...

Me parece una película divertida. Refleja parte del día a día de estas personas; pero hablar de discapacidad es algo muy serio. ‘Campeones’, lamentablemente, no es humor, sino drama social.

Su director, Javier Fesser, plasma una realidad abrumadora.

Abrumadora para quien conozca el deporte inclusivo, para quien esté dispuesto a pisar hasta el último rincón de la calle del deporte. No todos los medios se acercan a esta realidad.

Usted bien podría ser Marco Montes, el entrenador que interpreta Javier Gutiérrez.

Yo no soy actor y tampoco he tenido que escoger entre dos años de cárcel o 90 días de servicio comunitario, entrenando un equipo de baloncesto integrado por deportistas con diversas capacidades. Sí soy educador social y entreno un equipo de personas con diversas capacidades, los Hispanos del Carmen.

Unos auténticos campeones los Hispanos del Carmen, premio nacional al deporte por la Federación Española de Balonmano.

Eso fue muy bonito. Nos lo entregaron en Ciudad Real Talant Dujshebáev y Rolando Uríos. A raíz de este premio, comenzamos con el proyecto Enroscados y el Gobierno de Aragón también nos dio una mención.

¿Qué es el proyecto Enroscados?

Es una idea que desarrollamos en los colegios. Hacemos una charla de sensibilización en salud mental y balonmano. Alberto Val viene junto a unos chavales de mi equipo y personas de la Federación Aragonesa, como Juan Caamaño. Trabajamos con alumnos de 5º y 6º de Primaria, y 1º de ESO. Es un tramo de edades óptimo para la sensibilización.

Qué bien, Diego...

También llevamos el proyecto Enroscados al XIV Congreso Internacional de las Ciencias de la Salud y Deporte. En unas semanas, en febrero, presentaremos en el II Congreso Mundial de Educación de Santiago otro proyecto. Se llama ‘A más deporte, mejor ciudadanía’. En él utilizamos el deporte como refuerzo positivo a la conducta adecuada.

Háblenos de sus campeones, de los jugadores de los Hispanos del Carmen que usted entrena.

Pertenecen al Centro Neurosiquiátrico Nuestra Señora del Carmen, en Garrapinillos. Somos el único club con personas con enfermedad mental de Aragón registrado en el Gobierno de la Comunidad. El equipo lo integran 12 jugadores. La mayoría tiene una alteración conductual, una enfermedad mental o discapacidad intelectual. Una, o varias, en algunos casos de los jugadores.

O sea...

Me explico.

Eso, eso, se explique...

Alteración conductual la sufre la persona que se salta las normas de convivencia social. Enfermedad mental puede ser depresión, esquizofrenia... Y discapacidad intelectual es retraso mental.

¡Vaya pedazo de entrenador que está hecho usted, Diego!

Yo solo soy el responsable. Hay que agradecer la labor de Raquel y Fernando, que son los que día a día conviven más con ellos. Y también, el presidente, Alfonso Cerdán. Y José Luis Girón.

¿Es cierto que juegan las 24 Horas de Maristas contra equipos federados?

Por supuesto, en Maristas, invitados por Iñaki Giménez Múgica. Y además, hacemos el torneo de balonmano hierba de Monzalbarba. También, el torneo del Día Mundial de la Salud Mental, de balonmano playa. Tenemos equipos de baloncesto, fútbol sala y ahora también de rugby.

¿De rugby también...?

También. Debutaremos el 9 de febrero en rugby inclusivo con un equipo mixto de gente normalizada y con diversidad funcional.

¿Y no han pensado contar toda esta epopeya en una película?

De momento, ya tenemos una emisora de radio, Abejar Radio. No descarte la película...

Etiquetas
Comentarios