Despliega el menú
Deportes

El placer de patinar sobre los lagos del Pirineo

Javier Chain, jugador del Club Hielo Jaca, emula sus aventuras en Minnesota sobre el ibón de Estanés en Ansó.

Patinando en el Ibón de Estanés

El reconocido pacto del deportista con la naturaleza ofreció una bella imagen la semana pasada en el Pirineo aragonés. Javier Chain, uno de los jugadores más veteranos del Club Hielo Jaca de hockey, aprovechó sus vacaciones para visitar las montañas en su época de mayor belleza. Allí, sin haberlo planeado, le surgió una oportunidad especial: "Subí con mi novia y mi hermano a Ansó, sabiendo que no había nieve y había hecho bastante frío, los montes estaban helados… Y por si acaso me llevé los patines en la mochila. Cuando llegamos al ibón, comprobé que la capa de hielo era suficiente dura y no lo dejamos escapar", reconoce.

Chain, con domicilio en Jaca, vivió hace dos años en Minnesota (Estados Unidos), donde "hay muchísimos lagos, toda la gente patina y juega también a hockey; es una costumbre, algo totalmente normal". El jugador, que trabajó allí de profesor, oficio que desempeña actualmente, emuló uno de los planes a los que estaba habituado. Además, en Minnesota aprendió varias indicaciones para saber sobre qué hielo se puede o no se puede practicar patinaje. "Según me enseñaron en Estados Unidos, hay que tener en cuenta el color del hielo para saber si es apto y no hay riesgos de que se rompa. Primero entramos con botas de montaña y después nos animamos con los patines, una vez supimos que se podía", afirma.

"Fue increíble. Siempre, desde pequeño, cuando te gusta el hockey, te hace ilusión patinar sobre hielo en un lago cerca de casa. En España no se suele hacer por el calor, pero por las circunstancias del clima se dio esa opción con el hielo plano y la aprovechamos", contempla Chain, autor de una bonita estampa sobre el ibón de Estanés en la localidad oscense de Ansó.

Etiquetas
Comentarios