Despliega el menú
Deportes

David Robles y su "idea de bombero" para batir rércord Guinness

El bombero zaragozano aspira, este domingo, 20 de enero, en el World Trade Center de la capital, a romper la plusmarca de 1 hora subiendo escaleras.

Podría ser 'una idea de bombero', una ocurrencia algo ingeniosa o estrambótica con la que argumentar la expresión. Pero en este caso, la intención no es nada fuera de lo común viniendo de una persona que ha hecho de las carreras verticales por escaleras su vida. ¡Ah! Y además es bombero, del cuerpo del Ayuntamiento de Zaragoza. David Robles Tapia es una figura internacional en el arte de subir edificios a toda velocidad. Un consumado especialista que se ha codeado con las principales estrellas en la materia en el icónico Empire State Building neoyorquino, en el imponente International Commerce Centre de Hong Kong o en la Niesen Treppen Lauf en los Alpes suizos, la considerada prueba más larga del mundo. Ahora, busca superarse. Un reto "personal y muy ambicioso" con el que quiere hacer "un punto y aparte" en su carrera en esta disciplina, en la que potencia, resistencia y fortaleza mental son claves.

El zaragozano, de 44 años, aspira este domingo, 20 de enero, a partir de las 11.00, a entrar en el libro Guinness de los récords como el hombre que ha sido capaz de subir más escaleras en 1 hora. ¿Cómo? Tomando como escenario la torre este del World Trade Center Zaragoza, Robles tendrá que ascender desde la planta 0 a la 18, en la que irá acumulando los metros de subida; bajará en ascensor desde la 18 para volver a iniciar el recorrido. La meta es romper la marca de 1.102 metros en posesión del todelano Cristian López y lograda en el Alcázar, emblemática fortificación de su ciudad. "Puede ser una locura, pero creo que es factible", afirma rotundo. Y explica cómo lo va a hacer, un plan que está cuidado hasta el último detalle: "Hasta el piso 18 hay un total de 66 metros, 368 peldaños. El ascensor tarda 45 segundos en bajar. Si sumo todos los metros de subida, tengo que hacer 17 ascensiones para el récord sea real (1.122 metros). Tengo que ir a un ritmo de 2 minutos 20 segundos o 2:30. En cada tramo de subida he de dar lo mejor de mí, ir a gran intensidad, ya que se pierde tiempo en las bajadas. El cronómetro no se para en ningún momento".

Los orígenes deportivos de David Robles le llevaron a calzar zapatillas de clavos. Habitual en los campeonatos de cross en la temporada invernal, luchador de fondo en las pruebas de 3.000 obstáculos en primavera al lado de "una maravillosa persona", el olímpico montisonense Eliseo Martín. Hasta que en 2010 abordó su primera prueba en rascacielos: fue en el hotel Hilton de Valencia, 631 escalones; un campeonato de Europa de Policías y Bomberos en el que se colgó la medalla de plata. Desde entonces, imposible llevar la cuenta del número de pruebas y de los miles y miles de peldaños que lleva en sus piernas.

Se ha forjado un currículum en campeonatos nacionales e internacionales explotando su profesión. Ha estado presente en dos ediciones del Circuito Mundial de Carreras Verticales, certamen que le ha llevado a conocer las torres más simbólicas. Doble medallista de oro en los Juegos Mundiales de Policías y Bomberos y en el Europeo de las dos categorías (Open y Bomberos), Robles -al que prepara la entrenadora Beatriz Alias- ha hecho valer su experiencia y su brillante palmarés para estar presente en las selectas citas del calendario de la disciplina. El año pasado cerró su octava temporada con la plusmarca nacional de subida al Gran Hotel Bali de Benidorm (52 pisos y 924 escalones) con su equipo de trabajo (7 minutos); triunfó en la VII Carrera Vertical Torrelaguna en El Ejido (Almería), sobre 547 escalones repartidos en 30 plantas, con un tiempo de 2:42 en la clasificación Open y 4:18 en la de Bomberos; y concluyó el curso en la localidad holandesa de Enschede, donde disputó las 28 plantas y 450 peldaños del Alphatoren con un tiempo de 3:07, nuevo tope en la prueba de bomberos equipados. Y alude, orgulloso, a que mantiene el récord de subida absoluto -desde hace dos años- a la Torre Broadgate de Londres, 877 escalones en 35 pisos, en 3 minutos y 58 segundos.

David Robles subiendo el World Trade Center Zaragoza

Ahora, afronta su reto "más motivador", en un escenario que se sabe de memoria. "Después de ocho años recorriendo el World Trade Center, quería rendir un homenaje al edificio por las horas de entrenamiento que he pasado. El mayor hándicap será bajar en ascensor a la planta calle y volver a empezar. Pero este momento me servirá para hidratarme. Mi pareja, Naiara Calvo, que es cardióloga, asegura que voy a estar sometido a un esfuerzo muy alto, estresante para el corazón. Pero, en todo momento, voy a estar controlado por los servicios de la uvi móvil de Bomberos", explica Robles, que cuenta como patrocinador principal a la Asociación Cultura y Deportiva Bomberos Zaragoza, y la colaboración de Mundo 080 y laboratorios Nutergia.

Un 2019 "muy especial", con cambios en su vida. "Quiero redondear mi trayectoria con este récord Guinness. Con él, abro una nueva etapa: significará un punto y aparte a mi implicación en las carreras verticales ya que voy a ser padre, un niño (Mikel) que va a ser mi motivación para poner el broche", concluye David Robles.

Etiquetas
Comentarios