Deportes
Suscríbete por 1€

La Marcha Puertos Ribagorza alcanza la mayoría de edad venciendo a las predicciones

Alrededor de 1.300 participantes han tomado la salida este sábado en Graus para cubrir los dos recorridos existentes en la decimoctava edición de la prueba cicloturista.

Momento de la salida de la XVIII Marcha Puertos Ribagorza este sábado en Graus.
Momento de la salida de la XVIII Marcha Puertos Ribagorza este sábado en Graus.
Ángel Gayúbar

La TowCar Puertos Ribagorza ha deparado este sábado una intensa jornada de gran ciclismo por las carreteras ribagorzanas, donde 1.300 cicloturistas –entre ellos 60 mujeres- se han enfrentado a un exigente trazado, renovado hace dos años, en una jornada en la que también han tenido que lidiar con los elementos atmosféricos; el sol que ha acompañado a la salida a las ocho de la mañana inmediatamente ha dado paso a unas nubes que han descargado con un cierta intensidad agua y, por momentos, un fino granizo en el primero de los puertos de la carrera. Las nubes han seguido acompañando luego el recorrido de los ciclistas aunque ya sin descargar sobre el pelotón.

Como suele ser habitual en este tipo de citas deportivas populares, hubo alguna deserción de última hora que rebajó en 200 el número de participantes previstos, algo que entra dentro de lo normal. Unos ciclistas llegados mayoritariamente desde Aragón, Cataluña, el Levante o la zona centro, pero también desde Francia y Holanda. Así mismo, la delegación vasco-navarra se ha dejado sentir en las carreteras ribagorzanas aunque en menor porcentaje que en ediciones anteriores porque en los últimos tiempos se vienen organizando pruebas similares en estos territorios que restan afluencia de ciclistas norteños.

Y como ya es tradición, los integrantes del Club Ciclista Graus, organizador de la Marcha, han sido los que encabezaban el pelotón en los primeros compases de una carrera que ha salido lanzada desde el primer momento y que ya en Campo, a menos de treinta kilómetros del comienzo, había abierto diferencias de más treinta minutos entre los integrantes del grupeto de cabeza con los que conformaban el vagón de cola.

Las diferencias entre unos y otros se han ido ampliando progresivamente en la que era la decimoctava edición de esta prestigiosa Marcha Cicloturista que, en su mayoría de edad, ha recuperado el ambiente festivo de buena parte de las ediciones anteriores y se ha desarrollado con mínimos incidentes que no han empañado una gran celebración deportiva de carácter no competitivo y en la que el ciclista zaragozano Ricardo Catalán, del Club Ciclista Iberia, ha encabezado al resto de participantes en la marcha larga tras finalizar en un excelente tiempo de cinco horas, cinco minutos y siete segundos un exigente recorrido de 183,5 kilómetros y 2.850 metros de desnivel acumulado, rebajando en prácticamente diez minutos la marca conseguida el año pasado por el vasco Patxi Plazaola en idéntico trazado.

Daniel Gil, segundo al acabar en cinco horas, cinco minutos y cincuenta y dos segundos, y José Chulvi, tercero con cinco horas, seis minutos y doce segundos, completaron el simbólico podio de esta rápida edición de la Cicloturista en la que los participantes, aún teniendo un especial cuidado en el peligroso descenso de los dos primeros puertos –el de Coll de Fadas y el de Bonansa- empapados por la lluvia, imprimieron luego un exigente tren que supuso que los primeros cruzaran la línea de meta con un notable adelanto sobre el horario previsto. Patricia López Regaño, que finalizó en cinco horas, cuarenta y tres minutos y cuarenta segundos fue la primera corredora en categoría femenina rebajando en casi una hora la mejor marca previa.

Tras cruzar la línea de meta, Catalán ha recordado que ya había ganado aquí en 2004 con el anterior trazado de la Marcha y ha reconocido haber sufrido mucho durante esta edición. «Ha habido de todo; sol, barro, lluvia…», ha apuntado sobre un recorrido que no ha dudado en calificar como «demasiado duro, aunque muy gratificante» y confesar estar «muy contento de disfrutar sufriendo». El histórico ciclista zaragozano ha cimentado su primer puesto en el penúltimo de los cinco puertos de la jornada, el muy exigente de La Canal-Alto de San Roque, al lanzar un fuerte demarraje que ya no han podido seguir sus compañeros y afrontar en solitario los últimos kilómetros en los que se enfrentó al durísimo alto de Torreciudad, con desniveles de hasta el diecisiete por ciento. Una dificultad que muchos de los participantes no dudan en catalogar como «de supervivencia» después de todos los esfuerzos previos y que está encandilando a los participantes que no la conocían.

En este sentido, Catalán considera que el último tramo del anterior trazado, aún siendo en descenso, se hacía muy largo y más si soplaba el viento de cara mientras que este nuevo recorrido hace más duros pero más intensos los kilómetros definitivos. «Más allá de estas valoraciones, es un auténtico privilegio poder correr en estas carreteras», sentenciaba Catalán felicitando a una organización «que ha estado perfecta».

También discurrió muy rápida la carrera corta, la marcha de 132 kilómetros y 1.450 metros de desnivel en la que los participantes han subido y bajado los puertos del Coll de Fadas y de Bonansa antes de afrontar el descenso por el Valle del Isábena hacia la línea de meta en Graus en la que José Luis Andikoetxea ha repetido la victoria obtenía en 2017 y ha vuelto a encabezar la clasificación masculina con un tiempo de tres horas, veinticuatro minutos y treinta y tres segundos que rebajaba en más de dieciocho minutos el que obtuvo el año pasado. Marta Ortiz ha cruzado en primera posición entre las féminas al acabar el recorrido en cuatro horas, seis minutos y cuarenta y tres segundos, rebajando en minuto y medio el mejor tiempo anterior.

El presidente del Club Ciclista Graus y de la organización de la TowCar Puertos Ribagorza, Jorge Torres, ha valorado «muy positivamente» el desarrollo de la prueba en la que ha reconocido que había pasado «de todo» en lo climático pero que se ha saldado con escasos incidentes reseñables más allá de una posible angina de pecho sufrida por uno de los participantes que fue evacuado al Hospital de Barbastro. Y sobre el desarrollo de la Marcha, ha apuntado que «viendo los cicloturistas que las bajadas estaban peligrosas entre Laspaúles y Bonansa han levantado el pie en ese tramo, pero aún así ha habido unos tiempos excelentes».

CLASIFICACIONES

Prueba corta masculina

José Luis Andikoetxea 03.24.33

David Pérez 03.33.12

Javier Paúles 03.40.13

Prueba corta femenina

Marta Ortiz 04.06.43

Lorena Del Castillo 04.07.38

Nuria Ortega 04.19.49

Prueba larga masculina

Ricardo Catalán 05.05.07

Daniel Gil 05.05.52

José Chulvi 05.06.12

Prueba larga femenina

Patricia López Regaño 05.43.40

Montse Galeth 06.47.36

María Pilar Giménez 06.48.15

Este domingo, segunda Marcha TowCar Puertos Ribagorza en BTT

El fin de semana ciclista se completa con la celebración este domingo de la Segunda Marcha Towcar Puertos Ribagorza en BTT. La prueba cuenta con alrededor de 200 inscritos –de los que 150 doblan participación tras hacer este sábado la cicloturista- que afrontarán desde las 8.00 un exigente recorrido circular por caminos y sendas de la Baja Ribagorza con algo más de 70 kilómetros de trazado y un desnivel acumulado de unos 2200 metros que partirá desde Graus hacia el polígono de Fabardo, La Puebla de Fantova y el alto de Abenozas, Santaliestra, Besians, Ejep, Panillo, la ermita y el alto de San Martín y Grustán antes de regresar a Graus. El trazado presenta un par de modificaciones sobre el originalmente previsto en la zona de Torre de Ésera y el Mon de Perarrúa porque el trazado previsto está lleno de barro y las previsiones meteorológicas apuntan a nuevas lluvias para las próximas horas que podrían endurecer todavía más el paso por estos puntos.

Como en la Marcha en línea, la presencia femenina es reducida ya que sólo seis mujeres se han inscrito para participar en esta prueba cuya gran novedad en esta edición es saldrá desde la espectacular Plaza Mayor de Graus, punto también el que está previsto que se instale la línea de meta si las condiciones climáticas lo permiten. Por otra parte, la organización ha dispuesto que los valientes que terminen las dos marchas recibirán este domingo un trofeo en reconocimiento por el esfuerzo sobre la bici y la dedicación al ciclismo en la Ribagorza.

Además, las instalaciones deportivas de Graus acogerán a partir de las 12,30 horas una serie de actividades de la Liga Escolar Aula en Bici en la que podrán participar escolares de Primero a Sexto de Primaria, que recorrerán entre 500 y 2.000 metros en las inmediaciones del campo de fútbol. Los escolares realizarán varias pruebas no competitivas para mejorar su técnica de conducción sobre la bici. El objetivo es fomentar la participación de los escolares y aumentar la afición por el ciclismo.

El impagable esfuerzo de los colaboradores voluntarios

Desde la organización de la TowCar Puertos Ribagorza lo tienen muy claro: este intenso fin de semana ciclista sería imposible sin la implicación decidida de los empresarios de la comarca –los últimos en adherirse han sido los integrantes de la Asociación de Fabricantes de Longaniza de Graus con una muy generosa propuesta de colaboración plurianual en especie- y el generoso esfuerzo que prestan desde bastantes días antes y algún día después los más de 350 voluntarios que colaboran en las tareas organizativas, de control de la ruta y de intendencia de los participantes. Una de estas voluntarias, Josefa Lorente, representa perfectamente este espíritu colaborativo que es una de las principales señas de identidad de la Marcha ribagorzana. Como otras muchas personas, ella ha estado desde la primera edición prestando su ayuda a esta cita deportiva, en este caso como partícipe de la activa Asociación de Mujeres “Santa Águeda” grausina que se puso a disposición de la organización en un primer momento y sigue colaborando estrechísimamente con los responsable de la prueba en los más variados ya que, como recuerda, «nos pidieron entonces apoyo, como para otras actividades que se celebran en Graus, y no tuvimos ningún inconveniente en prestarlo». Dieciocho años después, la labor de estas mujeres grausinas es fundamental para el éxito organizativo de esta Marcha.

Como lo es el amplio despliegue de entidades como la Cruz Roja, que este sábado ha movilizado en la villa ribagorzana a un numeroso grupo de voluntarios que han apoyado la labor de cuatro médicos y han gestionado los doce vehículos y la UVI móvil que se encontraban sobre la ruta. También la Guardia Civil ha garantizado la seguridad de los participantes y de los vehículos y conductores que han circulado por la zona con un operativo en el que han intervenido más de treinta efectivos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión