Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Deportes

Amores a prueba en Benasque

La tercera edición del Gran Maratón Montañas de Benasque introduce la modalidad de carreras por pareja. No podrá entrar en meta con una diferencia superior a los 10 segundos.

Actualizada 15/02/2018 a las 05:00
La propuesta del Gran Maratón Montañas de Benasque incluye una categoría de parejas.GMMB

Correr con tu pareja afectiva o de amistad y saber que en meta no puede haber una diferencia superior a los 10 segundos. La propuesta del Gran Maratón Montañas de Benasque (GMMB) es un viaje competitivo por un recorrido bucólico que transcurre por cinco parajes de singular belleza en el valle de Benasque. La cita, el próximo 9 de junio. Dos distancias a elegir: los 42 kilómetros del maratón o los 28 de su hermano pequeño. La salvedad es que se disputa entre montañas. Los unicornios y liras de correr al abrigo del macizo del Aneto pueden derrumbarse cuando los desniveles -2.640 d+ en la primera propuesta, 1.550 en la segunda- hacen mella en las piernas y en las cabezas. Si el día sale duro en la meteo, todo se puede convertir en un infierno.

El trail de montaña está en pleno auge. No hay fin de semana sin trail. Más de 1.000 se reparten a lo largo y ancho de toda la geografía española. Y en ellas, ‘pros’, tipos muy fuertes que se acercan a los ‘pros’, meritorios y deportistas que dejan el asfalto y se lanzan a correr por montaña arremolinados a la moda. Y, por tanto, el objetivo de los organizadores: la diferenciación.

"El mundo del trail requiere de una innovación importante porque hay un gran desgaste y si no hay innovación se perderán seguidores", explica Carlos Carmona, uno de los dos directores del GMMB. Excorredor por montaña y amante del esquí de travesía dibuja un panorama que engarza la competición por parejas con esa idea de la montaña como "principio de solidaridad".

Más del 35% del pelotón que el próximo 9 de junio encarara los valles de Estós, Literola, Benasque, Vallibierna y Ardonés serán parejas. Y allí entra todo. Parejas de amigos, de hecho, de derecho y mixtas. Junio es un mes que pinta de forma especial en el Pirineo donde se concentra la mayor colección de tresmiles de esta cordillera. Profundos valles y altas cumbres. Hasta la protegida flor de Edelweiss luce de manera brillante tras la retirada de las nieves. Bucólico, sí. Y terreno abonado para estrechar lazos o volar puentes.

"Hay matrimonios que duran meses y otros que duran décadas", dice con una sonrisa Carmona. La carrera tenderá la mano al compañerismo de la montaña y a la rivalidad de toda competición. No se sumarán tiempos en meta. Cada pareja deberá entrar con una diferencia máxima de 10 segundos. Y la montaña te puede dar un buen día o alfombrar rupturas.

Sin duda, el pico Estibafreda aparece con nombre propio. Se trata de una cima singular. 10 kilómetros de ascenso. Entre 23 y el 33 en el maratón; entre el 9 y 19 en la carrera de 28 kilómetros. Clave en las dos propuestas. "Desde su cima se divisa todo el cordel de tresmiles del Pirineo con el Aneto, Maladetas y Alba como referencias. Pero la subida es durísima", subraya Carmona. Y las parejas llegarán allí tras recorrer uno de los tramos más bellos de la carrera, el que hay entre el refugio de Coronas y este pico de casi 2.700 metros de altitud.

Fernando Gimeno, psicólogo deportivo de la Universidad de Zaragoza y runner, tiene claro que una competición por parejas es terreno para afianzar relaciones… o rupturas. "Quienes corremos por montaña hemos tenido experiencias muy bonitas de correr muchos kilómetros con alguien al que no conocías. Y eso te hace ganar amigos. Seguro que es una buena experiencia esto; e inscribirte con meses de antelación con tu compañero o con tu compañera, entrenar juntos para ver cómo va cada uno y cuáles son las dificultades que te puedes encontrar en carrera. Hay que tener confianza para decir a tu compañero las cosas que te ayudan o no en carrera, y eso te ayuda", señala.

Correr por pareja –mantiene Fernando Gimeno- es muy distinto a ser pareja de trabajo, aunque recalca que en una prueba por montaña hay que ser consciente de que alguna "discusión habrá" y no hay que caer en el desánimo. Precisamente, defiende todo lo contrario. "Participar por parejas en una carrera así es algo que lo recuerdas siempre. Es una experiencia que no olvidas y seguro que refuerza los lazos".





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo