Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El deporte, un salvavidas frente a las drogas

Los residentes de la Comunidad Trapéutica Entabán, perteneciente a Proyecto Hombre, participan en un proyecto deportivo para superar sus adicciones.

El deporte, un salvavidas frente a las drogas
El deporte, un salvavidas frente a las drogas

Los beneficios del deporte, tanto físicos como mentales, son incuestionables. Algo que saben bien los residentes y educadores de la Comunidad Terapéutica Entabán, ubicada en el entorno de Miralbueno, sito en la capital aragonesa, y perteneciente a la 'Fundación Centro de Solidaridad Zaragoza. Proyecto Hombre'. En esta residencia, a mitad de camino entre la ciudad y el campo, se alojan durante siete meses las personas con algún tipo de adicción que quieren desintoxicarse.

Además de sesiones con psicólogos y educadores, los residentes forman parte del Club Deportivo Entabán, un proyecto, creado en 2010, que tiene como objetivo ayudarles a superar sus adicciones gracias a la actividad física.

“Lo que se intenta es crear una disciplina, que adquieran los hábitos del esfuerzo, que se marquen unos objetivos y que vean que pueden cumplirlos”, explica Román Casas, educador de Entabán.

Entre los deportes que se practican destaca el running, la natación, el pádel o el fútbol 7. De hecho, los residentes participan cada año en algunas de las carreras más importantes que se celebran tanto en nuestra comunidad como fuera de ella, como son la Behovia de San Sebastián, la Media Maratón de Zaragoza y la 10 K Zaragoza.

“Cuando corren estas carreras y llegan a meta la sensación que les invade es la misma que cuando se escala una montaña. La superación de haber conseguido algo imposible”, destaca el educador. Además, “es algo extrapolable a su vida diaria”. “Aprenden que con esfuerzo, constancia y sin abandonar pueden lograr dejar atrás sus adicciones”, añade Casas.

Algo que corrobora uno de los residentes, Mateo, de 31 años. “Llegar a la meta en una carrera me hace pensar que puedo afrontar otros retos y encauzar de nuevo mi vida”, dice este residente que lleva tres meses en el centro.

La 10 K y la media maratón, los objetivos inmediatos

El 95% de las personas que viven en esta comunidad practican algún tipo de deporte. Es el caso de Luis que hace running. Tiene 44 años y lleva tres meses y medio en este centro. Vino por un problema grave de alcohol y drogas. “Cuando llegué había tocado fondo”, explica el residente. “Aquí me recuperé físicamente de mi adicción y, aunque nunca antes había corrido, quería ocupar mi tiempo libre haciendo algo sano, así que decidí probar”, continúa Luis, que ya ha participado en algunas carreras.

Un caso similar es el de Jorge. Tiene 40 años y lleva cinco meses y medio en el centro por problemas con el alcohol. “Ya no podía más. Lo iba a perder todo y venir a esta comunidad me ha devuelto la vida”, afirma el residente. Y es que el deporte le ha ayudado a superar su adicción. Ahora sale a correr cuatro días a la semana y se está preparando para participar en la 10 K y en la media maratón de Huesca. “Acabarlas es un reto para mí”, dice Jorge. “Gracias al deporte me encuentro mejor física y anímicamente. El deporte me lo ha dado todo”, concluye el residente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión