Despliega el menú
Deportes

Un billete para el tren de cabeza

El Huesca visita al Elche en busca de su tercer triunfo consecutivo y con opciones de volver a mirar hacia arriba.

Brezancic –en el centro de la foto– se perfila como la única novedad en el once azulgrana. r
Un billete para el tren de cabeza
Rafael Gobantes

La apretada clasificación convierte cada jornada del calendario del Huesca en un choque cuerpo a cuerpo entre rivales con objetivos parejos. Salvo contadas ocasiones, el calificativo de oponente directo se ha convertido en fijo dentro de los encuentros del conjunto azulgrana, y el de hoy no será una excepción. El Martínez Valero se presenta esta tarde como una estación por la que a partir de las 18.00 pasará el tren para volver a acercarse a la parte alta de la clasificación, ya que tanto los oscenses como su rival de hoy, el Elche, afrontan el encuentro a cinco y seis puntos del ‘play off’ de ascenso, respectivamente.

Pero la manera de encarar el partido en uno y otro conjunto son muy diferentes, ya que si el Elche, con firmes aspiraciones a pelear por el ascenso, ha elegido el eslogan ‘A dar el golpe’ para enganchar a su afición, las palabras de Anquela en la previa del partido y pese a que su equipo cuenta actualmente con un punto más, solo hablaban "de coger aire".

Porque aunque tres victorias consecutivas en esta Segunda División representan un paso de gigante a la hora de escalar en la tabla, y los oscenses se encuentran a noventa minutos de lograrlo, el técnico no quiere que sus jugadores olviden lo sucedido en el arranque del 2017, cuando varios resultados negativos llevaron al Huesca "al borde de la navaja", según su técnico. Por eso, aunque los últimos resultados y las sensaciones del equipo hayan devuelto el gusanillo de la ilusión entre la afición azulgrana, el entrenador se encarga de atar piedras a los pies de sus hombres para que no se despeguen de su objetivo: conseguir lo antes posible los 50 puntos que eviten sufrir más de la cuenta.

Con algunos de sus futbolistas más desequilibrantes, como Samu y Vadillo, recuperados para la causa después de esa desconexión que experimentó el equipo, se presume que Anquela pueda repetir casi de manera idéntica el once que eligió la pasada semana y que dio todo un recital durante casi 70 minutos contra el filial del Sevilla. La vuelta de Brezancic al lateral izquierdo, tras dos semanas ausentes por problemas físicos, parece la única modificación en la pizarra oscense esta tarde en el Martínez Valero.

En el último desplazamiento del Huesca, al estadio del Córdoba, el técnico oscense se decantó por una defensa con tres centrales para asegurar la línea de contención, en una fórmula que logró dejar a cero la portería oscense, pero que parece poco improbable que mantenga en esta nueva jornada lejos de casa.

Sin David López ni Bambock

Con David Ferreiro como baja obligada al ver el pasado domingo la quinta amarilla contra el Sevilla Atlético, Anquela debía realizar dos descartes más antes de subir al autobús para completar la lista de convocados para el encuentro de esta tarde. Finalmente, aligeró peso en el centro del campo, y optó por dejar fuera a Franck Bambock y a David López. Este último no participó en la última sesión de entrenamiento y en la del día anterior estuvo tratándose junto a los fisioterapeutas en el tramo final, lo que invita a pensar que arrastra algún tipo de molestia física.

El que sí que está en Elche es el jugador del filial Kilian Grant, ya que aunque suele ser uno de los descartes habituales de Anquela, al ser un futbolista de banda se presenta como mejor sustituto para el ausente Ferreiro a la hora de construir un banquillo compensando.

Tras la disputa del encuentro, el equipo regresará de nuevo en autobús para Huesca, y la plantilla azulgrana podrá disfrutar de dos jornadas de descanso, ya que el siguiente entrenamiento está programado para el próximo martes.

Etiquetas
Comentarios