Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Proyecto para resucitar la Vuelta a Aragón

La Federación Aragonesa de Ciclismo y la DGA impulsan la recuperación de la prueba desaparecida en el año 2005.

El último podio, triunfo de Rubén Plaza.
El último podio, triunfo de Rubén Plaza.
Oliver Duch

Uno de los signos de distinción del deporte aragonés durante más de 40 años, la Vuelta Ciclista a Aragón, está en camino de regresar de las catacumbas y del olvido. La DGA y la Federación Aragonesa de Ciclismo trabajan en un proyecto común para que la prueba retorne a las carreteras de la Comunidad en el año 2018. La Vuelta a Aragón dejó de organizarse en 2005 y desapareció de forma oficial del calendario en 2009, cuando la Unión Ciclista Internacional (UCI) suspendió la reserva de fechas de la carrera, habitualmente programada entre la segunda y la tercera semana de abril.

Ahora, el proyecto nace de cero. Se encuentra aún en una fase embrionaria, en estudio técnico y económico, aunque todas las partes involucradas muestran confianza en hacerlo viable y han sentado las bases para que el ciclismo de primer nivel regrese a Aragón después de 13 años encerrado en el baúl de los recuerdos.

La Federación Aragonesa de Ciclismo y la DGA han definido una hoja de ruta con los procedimientos administrativos necesarios para que la Vuelta vuelva a figurar en el calendario internacional de la UCI. El compromiso del Gobierno de Aragón, por impulso de su Departamento de Turismo en colaboración con la Dirección General de Deportes, garantiza el soporte institucional y financiero necesarios para que el proyecto haya ido tomando cuerpo. Antes del verano, la Federación Aragonesa tiene previsto presentar a la UCI un dosier con los principales aspectos técnicos, organizativos, logísticos, económicos, así como los avales institucionales del plan. Será en torno a julio, cuando la UCI configure sus calendarios, el momento en que se evalúe la propuesta aragonesa. Deberá autorizar el proyecto, encajarlo en una ventana libre de fechas y asignarle una categoría (un aspecto muy condicionado por el presupuesto).

De momento, se trabaja sobre estimaciones económicas. La cifra no se determinará hasta que el estudio técnico esté completado y bien definido. La idea de la DGA es que la Vuelta a Aragón actúe de escaparate turístico de la Comunidad y sea una herramienta de promoción de diferentes comarcas o lugares de interés. A su vez, la intención es, si la iniciativa prospera, que otras administraciones públicas y la financiación privada se adhieran al proyecto con mecanismos de colaboración o patrocinio.

Uno de los objetivos de la Federación es involucrar a todo el tejido ciclista de Aragón, incluido el Club Iberia, encargado de organizar la antigua Vuelta. La idea es que la nueva prueba reúna también la esencia de todas las carreras que en los últimos 15 años han desaparecido de sus carreteras: el Tour de los Pirineos, la Semana Aragonesa, la Clásica de Sabiñánigo…

El papel de la UCI

El escollo principal del proyecto está en la UCI. En que el organismo que rige el ciclismo mundial le dé viabilidad y lo inscriba en el calendario del UCI Europa Tour. Actualmente, se barajan dos modelos. Uno con cinco etapas –como en la antigua Vuelta– y otro más reducido y accesible con tres jornadas.

Actualmente, hay cuatro categorías de carreras profesionales por etapas: la clase UCI World Tour (con todos los equipos con licencia UCI Pro Team) es el máximo nivel y en España actualmente se organizan la Volta a Catalunya y la Vuelta al País Vasco. En el escalafón inferior, están las pruebas por etapas del circuito continental: las carreras 2.HC como la Vuelta a Burgos y la Vuelta a Andalucía, las 2.1 como la Vuelta a Asturias, la Vuelta a la Comunidad Valenciana o la Vuelta a Castilla y León, y, por último, las 2.2, en las que no hay presencia de equipos World Tour.

El proyecto aragonés está enfocado hacia el tercer nivel, el 2.1, la misma categoría que tenía la Vuelta a Aragón cuando desapareció. El reglamento UCI permite en este tipo de pruebas la participación de como máximo un 50% de escuadras UCI Pro Team (Movistar, Sky, Orica, Katusha, Astana…), más equipos Pro Continentales (la segunda división, como el Caja Rural), equipos Continentales (tercera división, como los españoles Burgos-BH o Euskadi-Murías) y selecciones nacionales.

El número de etapas aún está también en el aire. El proyecto más ambicioso contemplaría cinco, aunque, como ha sucedido con varias carreras españolas en la última década (Vuelta a Asturias o Vuelta a Castilla y León) podría recortarse su recorrido a tres jornadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión