Deportes
Suscríbete por 1€

El CV Teruel, supercampeón

Los turolenses consiguen su quinta Supercopa y su decimocuarto título nacional en un partido épico en que Unicaja partía como favorito.

Thomas Ereu, el MVP del partido, remata un tanto en la red de Los Planos.
El CV Teruel, supercampeón
antonio garcía/bykofoto

El CV Teruel cosechó ayer su quinta Supercopa de España dando la campanada al imponerse al hasta ayer imbatido Unicaja Almería. Los turolenses, que habían sembrado dudas sobre su juego en la presente temporada con cuatro derrotas en la Superliga y un modesto quinto puesto en la clasificación, eligieron el mejor día para remontar el vuelo. Con un pabellón Los Planos enfervorizado, el equipo naranja se impuso por 3-2 en un épico partido a su eterno rival, que, hasta tropezarse con un inspirado y supermotivado CV Teruel, no había perdido ningún partido en toda la temporada.

Los locales arrancaron muy fuertes y avasallaron a un desconcertado Unicaja en el primer set, que se cerró con una abultada victoria casera 25-15. El segundo asalto siguió en su arranque las pautas del primero, con un CVTeruel tomando el mando del marcador. Los andaluces se acercaron en el tanteo al final de la manga, lo que llevó al entrenador turolense, Miguel Rivera, a pedir un tiempo muerto. El preparador almeriense, Piero Molducci, respondió con la misma arma, pero no pudo evitar la derrota por un ajustado 25-23.

En el tercer set las tornas se cambiaron y fueron los almerienses los que se pusieron al frente del marcador desde el inicio. En la recta final, el CV Teruel apretó los dientes y con unos eficaces Jaroslaw Lech y Thomas Ereu logró empatar el tanteo a 22. El acelerón final del Unicaja le dio la victoria por 23-25.

Aparecieron las primeras dudas en el juego turolense, los errores y la sensación de que los jugadores básicos estaban fundidos, mientras que el Almería mantuvo alto el nivel de juego y se impuso con claridad en el cuarto asalto por 20-25 liderado por Israel Rodríguez.

El quinto y definitivo parcial llegó con el CV Teruel transmitiendo las peores sensaciones del partido, mientras que el Unicaja, lanzado, se distanciaba hasta un peligroso 1-6. Fue entonces cuando los locales sacaron lo mejor de sí mismos y remontaron el marcador cuando todo parecía perdido hasta un 8-8, que provocó el delirio de las gradas. El sueño de sumar un nuevo título para las vitrinas turolenses se podía hacer realidad. Se sucedió un intercambio de tantos hasta que una sutileza de saque fabricada por Balsa Radunovic le dio el primer título de la temporada al CV Teruel con un 17-15 en el desempate.

Por el lado turolense destacó por encima de todos un inmenso Ereu, que se mostró eficaz en todas las facetas del juego, especialmente en la anotadora. También fue decisivo el opuesto polaco Lech, que con 19 tantos se erigió en mejor anotador del encuentro. El venezolano terminó desfondado, pero también eufórico como campeón de la Supercopa y jugador mejor valorado del partido.

El CVTeruel sumó su quinta supercopa y el decimocuarto título nacional para sus vitrinas. El entorchado llega tras una temporada 2015-2016 en blanco y después de un inicio dubitativo en la Superliga. El Unicaja, que partía como claro favorito al ganar los tres títulos en liza en la pasada temporada, recibió un serio correctivo del Teruel, que consiguió la plaza para la Supercopa como subcampeón de la Copa de 2014-2015.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión