Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Reencuentro en la élite

El zaragozano Javier Izquierdo y el turolense David de Juan, amigos desde las categorías inferiores, vuelven a cruzarse en la pista. Fue el pasado sábado en Vecindario.

Javier Izquierdo y David de Juan, en el pabellón canario
Reencuentro en la élite
HA

Un día lo soñaron y aquella ilusión se ha hecho ahora realidad. David de Juan y Javier Izquierdo, dos jóvenes promesas del voleibol aragonés que se conocieron cuando ambos formaban parte de equipos juveniles de los clubes de Teruel y Zaragoza, respectivamente, han vuelto a encontrarse tras haber logrado ascender a conjuntos de la máxima categoría.

Ocurrió el pasado sábado en el Pabellón Municipal de Vecindario, en Las Palmas, donde se jugó el segundo partido de Superliga de la temporada, que enfrentó a los locales con el CV Teruel. En este último conjunto milita De Juan y en el CV7 Islas Vecindario, Izquierdo. El reencuentro de los dos amigos les hizo volar tres años atrás, cuando tras una tarde de entrenamientos en el pabellón turolense de Los Planos, sentados en la terraza de un bar, se imaginaron jugando un día en la élite del voleibol nacional.

"Hemos compartido cuatro campeonatos de España de categoría cadete defendiendo la camiseta de la selección aragonesa, y muchas experiencias", recuerda Javier Izquierdo, de 17 años. Este zaragozano, que ha decidido cambiar de región para aprender con los mejores tras la oferta que le hizo el club grancanario, considera que es un "éxito" para la cantera del voleibol aragonés que dos jugadores aún juveniles coincidan en la máxima competición de la temporada, la Superliga.La amistad por encima de todo

El turolense David de Juan, con 18 años de edad, subraya la importancia de la amistad por encima de cualquier rivalidad deportiva. "He jugado con él y contra él, pero por encima de todo ello está la amistad", afirma. "Quién sabe si un día –continúa– no estaremos en el mismo equipo. El voleibol es así".

Los sueños no han terminado para estos dos jóvenes jugadores aragoneses. Ahora les fascina pensar que un día no muy lejano quizá puedan escucharse sus nombres y, sobre todo, el de Aragón, "bien fuerte en los pabellones".

Para lograrlo, están esforzándose mucho. Los dos se ven obligados a compaginar sus estudios con los entrenamientos. Tanto David de Juan como Javier Izquierdo dedican a su preparación deportiva una media de seis horas al día. "Hemos trabajado muchísimo para estar aquí y lo seguimos haciendo, ahora junto a los mejores del voleibol nacional", resalta Izquierdo, quien dice hablar "desde la humildad".

Para David de Juan, que se estrenó con la escuadra naranja en el primer partido de la liga, en el recinto de Los Planos en Teruel, su ilusión es que ambos lleguen a poder jugar todos los encuentros con sus respectivos equipos, haciéndose un hueco en el panorama nacional. Mientras, tienen que entrenar muy duro, si bien cuentan con un gran aliado: la fuerza que les guía para triunfar y ser un ejemplo en el deporte.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión