Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El Tecnyconta vuelve a sonreír

El equipo aragonés ha recuperado sus señas de identidad. Es un bloque solidario y comprometido, con un numerosos recursos ofensivos y con una fe inexorable en sus opciones de triunfo. Frente al UCAM Murcia (97-77), el pasado domingo, ofreció su verdadera dimensión y firmó su segunda victoria de la temporada.

Andreu Casadevall, entrenador del Tecnyconta Zaragoza, da instrucciones a sus jugadores.
Andreu Casadevall, entrenador del Tecnyconta Zaragoza, da instrucciones a sus jugadores.
Guillermo Mestre

El Tecnyconta ha emitido señales muy positivas en el tramo inicial de la competición. Y eso que el calendario le ha resultado especialmente adverso en las primeras jornadas: debutó ante el Valencia Basket, uno de los mejores conjuntos del panorama continental; se midió después con el Unicaja, otro rival distinguido por su profundidad de banquillo; recibió al Bilbao Basket, otro sólido aspirante a los puestos de ‘play off’; y se desplazó a Sevilla, una semana más tarde, para enfrentarse con el Betis. Un recorrido intenso, de muy difícil tránsito, que se saldó con tres derrotas en sus cuatro primeros compromisos oficiales. Sin embargo, hubo un denominador común: los aragoneses, con una capacidad competitiva admirable, optaron al triunfo hasta el último momento de la contienda.

Pero fue el domingo, contra el UCAM Murcia (95-77), cuando el Tecnyconta ofreció su verdadera dimensión. Lo hizo con una actuación de altura, muy por encima de las expectativas generadas, y ante un adversario de entidad. Y alimentó su autoestima con una victoria amplia y concluyente, de rango mayor. "El trabajo ha sido excepcional", recordó el entrenador de los aragoneses, Andreu Casadevall, nada más consumarse el triunfo. "El equipo ha salido entregado desde el primer segundo, y se ha empleado al máximo hasta el final. Es la tónica de estos jugadores", añadió el técnico.

En este sentido, el equipo zaragozano ha recuperado sus señas de identidad. Históricamente, el Tecnyconta ha edificado sus éxitos sobre una base sólida y fiable: la fuerza del grupo, el rendimiento del colectivo por encima de las individualidades, la implicación de todos los jugadores en un proyecto común. Cuando aplica estas máximas, alcanza una dimensión notable en su juego y es capaz de cuestionarle el triunfo a cualquier rival y en cualquier escenario. En Málaga, un escenario de máxima dificultad, ya derribó todas las previsiones al conquistar la victoria, contra todo pronóstico, ante uno de los equipos más imponentes de la competición. Y ante el Murcia, en el pabellón Príncipe Felipe, se adjudicó el triunfo tras completar la mejor actuación de la temporada. Hay un trazo definido, un plan reconocible, un entrenador eficaz y una plantilla solvente. Existe alegría, compromiso y convicción. El Tecnyconta vuelve a sonreír.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión